San Juan 8 > Mundo

La Cumbre Celac-UE cerró con un pedido de más libre comercio y menos protección

La Cumbre de Comunidades Latinoamericanas y del Caribe, y la Unión Europea (Celac-UE) finalizó hoy en Santiago de Chile con la emisión de una declaración. La presidenta argentina mantuvo encuentros bilaterales con el presidente de México, Enrique Peña Nieto, y la canciller Alemana, Angela Merkel.

La Cumbre de Comunidades Latinoamericanas y del Caribe, y la Unión Europea (Celac-UE) finalizó hoy en Santiago de Chile con la emisión de una declaración que afirma el propósito de concretar una alianza estratégica entre ambos bloques, para lo cual se necesita “más libre comercio y menos protección”.

Te puede interesar...

“La declaración de Santiago y el plan de acción a seguir, hacen expresa mención a la necesidad de un mayor libre comercio y menos protección”, remarcó el presidente de Chile, Sebastián Piñera, quien, como anfitrión, cerró la cumbre internacional que sesionó en el Espacio Riesco.

Un mensaje similar dio el presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, quien reafirmó en la conferencia de prensa del final de la cumbre la postura europea de que haya “más libre comercio con menor protección”. Rompuy destacó los tratados de libre comercio ya existentes con Colombia y Perú, los que ya hubo con Chile y México, y los “que ahora esperamos ansiosamente con los países del Mercosur”.

Sin embargo, esa “ansiedad” deberá aparentemente esperar, dado que ayer la presidenta Cristina Fernández de Kirchner advirtió que “el Mercosur debe discutir y reelaborar nuevas propuestas para presentar una nueva oferta a la UE en el último trimestre de este año”.

“La negociación con la Unión Europea no puede ser tomada con las negociaciones del 2004 ya que hay que construir un nuevo esquema de premisas, primero intra Mercosur”, porque “este es un nuevo mundo, hay nuevos protagonistas y nuevos términos de intercambio comercial”, destacó ayer Cristina.

Asimismo, el presidente chileno señaló que en esta nueva alianza estratégica entre ambas regiones, con la cual se espera cerrar varios de los acuerdos planteados, también “se necesitará una mayor certeza jurídica”.

Esta tarde, tras dos días de instancias de diálogo, deliberaciones y varios acuerdos bilaterales encaminados, finalizó la cumbre Celac-UE para dar lugar ahora al inicio del segundo encuentro, que reúne solamente a los mandatarios y autoridades de los países de América latina y el Caribe.

"“El compromiso que hemos manifestado todos aquí, es de conformar una nueva alianza estratégica entre la Unión Europea y América latina y el Caribe”", subrayó Piñera. Al referirse a la crisis económica por la que atraviesa Europa, dijo que “al mismo tiempo que hablamos de crisis, recesión, incertidumbre y desesperanza, el mundo está viviendo la revolución más profunda y trascendente que ha vivido la humanidad: esta sociedad del conocimiento y la información, esta sociedad globalizada, esta sociedad de oportunidades”.

En el discurso brindado ante los mandatarios y representantes de los países que integran la cumbre, Piñera expresó que “los países deficitarios tienen que ajustarse”. "“Nosotros, que como líderes democráticos de nuestros países, tenemos la enorme responsabilidad y oportunidad de entregar lo mejor de nosotros mismos para que esta alianza estratégica tenga una larga y fecunda vida”".

En el cierre, ante la prensa, también coincidió en los propósitos de generar la alianza estratégica el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner participó hoy del acto de cierre de la cumbre. En el marco de la cumbre, la mandataria mantuvo distintos encuentros bilaterales con el presidente de México, Enrique Peña Nieto, y la canciller Alemana, Angela Merkel; mientras que está previso que se reúna más tarde con el presidente del país anfitrión, Sebastián Piñera.

Dentro de la cargada agenda de encuentros bilaterales que traía la presidenta, ayer se produjo la reunión con la mandataria brasileña, Dilma Rousseff, que iba a continuar hoy, algo que no ocurrirá dado que la presidenta de Brasil canceló su agenda en Chile por la tragedia acontecida en una discoteca en Porto Alegre.