Comscore

POLICIALES

La Corte le dio la razón al juez Adárvez en un polémico caso que casi le cuesta el enjuiciamiento

Se trata de una causa por abuso sexual que fue denunciado por el padre de una joven contra Sebastián Merino.

La Corte de Justicia resolvió mantener con vida la denuncia contra Sebastián Merino que realizó el padre de la víctima Alfredo Alberto Castillo, en representación de su hija por un delito contra la integridad sexual. Esta denuncia casi sienta al juez del 3er Juzgado de Instrucción, Guillermo Adárvez, en el banquillo de un jury, por su destitución.

"Revocar la sentencia dictada por la Sala Segunda de la Cámara Penal y Correccional de fecha 17 de agosto de 2017 por haber aplicado arbitraria y erróneamente la ley sustantiva (artículo 72 del Código Penal)". "Disponer el apartamiento del tribunal interviniente y una vez que bajen las actuaciones, con la debida toma de razón, remitir la causa al que sigue en orden de nominación para que se avoque al adecuado tratamiento de los planteos recursivos subsistentes", según firmaron en el fallo.
El caso Merino llegó a la Corte de Justicia mediante un recurso de casación que interpusieron el Ministerio Público Fiscal, a través de la fiscal Marcela Torres, y el abogado querellante Miguel Dávila Saffe.
De esa manera, la Corte de Justicia marcó el camino judicial en casos donde la denuncia de un posible delito es realizada por una segunda persona: "Corresponde decir que en este tipo de casos el Estado (en lo que aquí respecta a través de sus órganos jurisdiccionales) tiene el deber de cumplir con su obligación de tutela real y efectiva de las pautas establecidas en la ley 26.485, que contempla el derecho de las mujeres a vivir una vida sin violencia".
Ahora la causa contra Merino bajará a la Sala Segunda de la Cámara Penal y el tribunal que le sigue en nominación deberá resolver las apelaciones al procesamiento del juez Guillermo Adárvez (Tercero de Instrucción).

Cabe aclarar que la Corte de Justicia no resolvió en el recurso de casación sobre la cuestión de fondo, es decir que es otro tribunal de la Cámara Penal quien deberá definir sobre la posibilidad de la existencia de un delito.