San Juan 8 > Información General

La cerveza artesanal ya tiene su propio bar en la ciudad

Abrió sus puertas el primer brewpub de la ciudad, destinado a la producción y comercialización de la bebida que identifica a Santa Fe: la cerveza. Funciona en el ex bar Saer de la estación Belgrano.

Desde este jueves, la ciudad cuenta con un novedoso espacio para disfrutar del arte y la tradición cervecera con la apertura de Estación Saer Brewpub, un emprendimiento local que se dedicará a la producción y comercialización de la bebida que más identifica a los santafesinos.

Te puede interesar...

En el lugar, que funcionará en el ala este de la Estación Belgrano, también se desarrollarán actividades de bar y cafetería, además de espectáculos en vivo, degustaciones, promociones, cenas de maridaje de cervezas y charlas formativas.

La inauguración oficial del establecimiento gastronómico que se integrará al emblemático edificio de Bulevar Gálvez 1150 se realizó ayer encabezado por el intendente José Corral.

Pionero en la ciudad

Este proyecto cobró impulso a través del Régimen de Iniciativa Privada (Ordenanza 11.852), el cual permite que santafesinos emprendedores ofrezcan la posibilidad de licitar la concesión de un espacio público. En este caso, la propuesta corresponde a la firma de Daniel Domingo Llinas y Federico Zwiener, que ofreció realizar en septiembre del año pasado una inversión de 517.350 pesos para la explotación del primer brewpub local durante seis años.

Para Pablo Tabares, secretario de la Producción municipal, “este proyecto tiene varias características significativas y uno de ellos es que es egresado de Expresiva”, una iniciativa conjunta del Gobierno de la Ciudad y la UNL orientada al desarrollo autosustentable de emprendimientos de base cultural.

A su vez, para el funcionario, “también va a contribuir a dotar a nuestra ciudad de mayor servicios gastronómicos porque actualmente los santafesinos podemos consumir cervezas artesanales envasadas en distintos lugares, pero tener un bar de cerveza artesanal con distintos tipos que se produzcan en la ciudad es algo novedoso y que va a brindar otro atractivo para seguir ampliando y diversificando nuestra oferta a los santafesinos y para todos aquellos que nos quieran visitar”, indicó.

Por último, Tabares señaló que se trata de “una propuesta pionera en la ciudad que va a emular a Buenos Aires y a las grandes capitales del mundo. Santa Fe va a tener su brewpub, los cuales poseen una estética muy particular y cuidada ya que crean un ambiente muy a tono con lo que es la tradición de la cerveza, por fuera de los circuitos industriales”.

Una loca idea de amigos

La idea nació de dos amigos, Federico Zwiener y Daniel Llinas, que incursionaban como cocineros de cerveza artesanal. En la práctica adquirieron nuevos conocimientos y participaron en certámenes internacionales que les permitieron perfeccionar su arte.

Así se animaron a crear La Cervecería Toro Negro, que sería seleccionada entre 65 ideas proyectos para ingresar al proceso de incubación de Expresiva, en el marco de la convocatoria 2010 de la Incubadora de Emprendimientos Culturales de Santa Fe –iniciativa de la Universidad Nacional del Litoral y la Municipalidad de Santa Fe. En este marco recibieron capacitación y apoyo para la puesta en marcha del emprendimiento. Con el reconocimiento recibido a cuestas, decidieron superar su apuesta.

Pidieron audiencia ante el intendente capitalino y con ediles locales para presentar un proyecto para la instalación de una cervecería de carácter artesanal en la esquina sureste de la ex Estación Belgrano.

La iniciativa siguió su curso por todos los caminos legales correspondientes: aprobación del Concejo Municipal, licitación y adjudicación. Así es como llegan a esta instancia, en la cual los santafesinos podrán brindar –antes de fin de año– con un liso artesanal.

Un lugar descontracturado

La intención fue crear un ambiente descontracturado, que incentive todos los sentidos de quien visite la cervecería.

Un espacio cómodo, con música acorde para un encuentro familiar o de amigos, que predisponga además al paladar a disfrutar del sabor de una cerveza artesanal.

Ambos emprendedores coincidieron en que se trata de “una propuesta cultural y turística, vinculada a la cerveza que es muy tradicional para Santa Fe y con una actividad artesanal que está creciendo bastante no sólo en la provincia sino en el país y en el mundo”.

Daniel cuenta también que fue el primero de los dos emprendedores en iniciarse en la producción de cerveza artesanal: “Mi primera cerveza artesanal la había hecho un mes antes y la degusté por primera vez en la ciudad de Santa Fe el día de la inundación. Teníamos un metro de agua. Para pasar la noche, estudiaba todo sobre la cerveza para pasar los momentos tan crueles.

Creo que por eso me aferré tanto a este proyecto también”. Federico Zwiener se sumó al proyecto en 2007: “Conocía a Daniel desde chicos, pero hacía unos 15 años que no lo veía. Lo llamé para consultarle porque empecé a probar para hacer la cerveza y no iba para atrás ni para adelante.

Es lo bueno de actividades como estas, cuando hablamos de un hobby. La gente se junta para compartir lo que uno aprende y colabora, en pos de unmejor producto”.

Características

Según lo establecido por el municipio, la explotación comprende, en primer lugar, la fabricación artesanal de al menos tres estilos de cervezas, las que deberán ser servidas de barril en el propio local, sin perjuicio que se puedan comercializar otras marcas de cervezas artesanales y/o industriales.

También prevé el desarrollo de actividades gastronómicas con un menú de comidas acordes a las cervezas servidas, que comprenda una carta de comidas rápidas gourmet y platos calientes, prestando especial atención a la calidad y eficacia del servicio. Anexadas a la anterior, están previstas las actividades de bar y cafetería.