"
San Juan 8 > Mundo

La calvicie puede ser prevenida consumientos algunos alimentos

Aunque la genética juega un papel importante, cada individuo tiene algo de control sobre el destino de su cabellera, y no estamos hablando de peluquines ni de “remedios milagrosos” contra la calvicie. Nos referimos a la alimentación.

Por eso, si tu reflejo muestra una frente cada vez más pronunciada, la solución quizás no está en ponerte un sobrero sino en tu dieta.

“Como cualquier otra parte de nuestro cuerpo o componente de nuestra salud, el cabello necesitas una variedad de nutrientes para crecer y mantenerse saludable”, afirma la nutricionista Rania Batayneh, autora del libro The One-One Diet.

Te puede interesar...

“Como los nutrientes son absorbidos en primera instancia por los tejidos esenciales, como los músculos y los órganos, antes de ir hacia el cuero cabelludo, es importante consumir una cantidad variada y suficiente de alimentos que contengan la proporción adecuada de sustentos que aseguren la salud de tu cabellera”, puntualiza Batayneh.

Por eso te traemos esta lista con los principales alimentos que te proporcionan los nutrientes que necesitas para mantener cada pelo en su lugar:

Ácidos grasos Omega 3

No solo son buenos para tu cerebro, los ácidos grasos omega 3 beneficias a todo tu sistema circulatorio. Sus nutrientes esenciales alcanzan las membranas de las células del cuero cabelludo y nutre los folículos capilares promoviendo el crecimiento sano del pelo. Además, le otorgan elasticidad al cabello, evitando que se rompa y termine tapando el desagüe de tu ducha.

Pero, tu cuerpo no puede producir ácidos grasos omega 3 por sí solo. Por eso, la cantidad que consumas será lo que tu organismo reciba.

Los alimentos ideales: semillas de lino, nueces, salmón, atún, col rizada (o col de saboya), coles de Bruselas, el aceite de canola.

 

Zinc

Además de impulsar el crecimiento y la reparación de los tejidos, el zinc facilitará el mantenimiento saludable del cabello. Además, es un regulador de las hormonas del organismo (incluyendo la testosterona) y ayuda a mantener la producción de las glándulas secretoras del aceite en el cuero cabelludo, un elemento importante para estimular el crecimiento del pelo.

Pero no hay que pasarse de la raya. Los altos niveles de testosterona están directamente relacionados con el inicio de la calvicie. Para la Dra. Bauman, 11 mg de zinc al día es todo lo que necesitas.

Los alimentos ideales: garbanzos, germen de trigo, ostras, carne de res, hígado de ternera y roast beef.

 

Proteína

Una lección rápida de química: tu cabello está compuesto casi por completo de proteína. Así que, si sólo consumes lo mínimo para hacer crecer tus músculos, podrías tener un cuerpo con bíceps definidos… y la cabeza totalmente rapada. Incluso si no sufres pérdida de cabello, consumir pocas proteínas puede ocasionar que se torne color gris.

Por todo esto, debes incluir en tu dieta proteínas naturales de alta calidad. Y si eres vegetariano o vegano, no hay que alarmarse: la proteína abunda en fuentes alimenticias no animales.

Los alimentos ideales: yogur, huevos, col rizada, maní, habas, guisantes, lentejas, tofu, pollo y pavo.

 

Hierro

Cuando se trata de obtener una circulación sanguínea sana,  consumir suficiente hierro es crucial. Éste ayuda a llevar la sangre a las células del cuerpo.

Debes tomar en cuenta que al descuidar este tipo de nutrientes ocasionará que la sangre no pueda llevar suficiente oxígeno al cuero cabelludo para un sano crecimiento del pelo.  En ese sentido, “muchos doctores han descubierto correlaciones entre los tratamientos para la anemia (deficiencia de hierro) y los que invocan en crecimiento del cabello”, asgura el Dr. Batayneh.

Los alimentos ideales: verduras de hoja verde, granos enteros, frijoles, carne roja, pavo, huevo, almejas, mejillones y ostras.

 

Vitaminas A y C

Ambas vitaminas contribuyen a la producción de sebo, la substancia aceitosa que los folículos pilosos segregan. Actúan como acondicionadores naturales que evitan que el pelo se rompa. Además, la vitamina C aumenta la cantidad de hierro en la sangre (cuyos beneficios te explicamos en el ítem anterior).

Ahora bien, no hay que excederse. Mientras un poco de vitamina A puede ser beneficioso, un exceso puede ser contraproducente, originando la pérdida del cabello. Bauman recomienda consumir 500 mg al día.

Los alimentos ideales: acelga, espinaca, brócoli, batatas, calabaza.

 

Magnesio

El magnesio es el cuarto mineral más abundante en el cuerpo y es necesario para más de 300 reacciones bioquímicas crecimiento, incluida la que provoca el crecimiento del cabellos. Pero una investigación de la Facultad de Medicina de Universidad de Carolina del Sur en los Estados Unidos comprobó que el 68% de los adultos estadounidenses no consumen suficientes alimentos que les aporten este nutriente esencial, lo que contribuye a un aumento de dolores por inflamación de órganos del cuerpo y a padecer calvicie, no solo en hombres sino también en mujeres.

Los alimentos ideales: almendras, espinaca, lentejas y arroz integral.

 

Selenio

Se trata de un oligoelemento que ayuda al cuerpo a producir selenoproteínas, que regulan la reproducción, el metabolismo, la síntesis de ADN y refuerzan el sistema inmunológico. Además, estimula los folículos del pelo para inducir el crecimiento.

Limitar el consumo de selenio hará que tu organismo produzca pocas selenoproteínas, dando lugar a alteraciones en el folículo del cabello, rediciendo su crecimiento.

Los alimentos ideales: nueces, atún, fletán, sardinas, camarones y jamón.