San Juan 8 > Mujer

La balearon en una fiesta y les pidió a los médicos que no la contagiaran de covid

La mujer y su hija ocuparon las últimas dos camas disponibles en el hospital Castro Rendón de Neuquén que se encuentra en colapso sanitario por la pandemia.

El personal del Hospital Castro Rendón de la ciudad de Neuquén se indignó al ser increpado y tener que darle las últimas dos camas disponibles en medio del colapso sanitario por la pandemia de coronavirus Covid-19 a una mujer y su hija que resultaron heridas mientras participaban de una fiesta clandestina en medio del confinamiento obligatorio decretado para intentar mitigar el avance de los contagios.

Te puede interesar...

La mujer de 30 años y su hija de 11 fueron baleadas en las piernas mientras participan de una fiesta de 15 clandestina en una casa particular ubicada en la ciudad de Neuquén en la madrugada del domingo. Un auto que pasó por el frente de la vivienda realizó al menos dos disparos hacia la casa donde se realizaba la fiesta clandestino y luego se dio a la fuga.

Sin embargo la situación más insólita e indignante se vivió ya en la guardia del hospital Castro Rendón cuando la mujer, en evidente estado de ebriedad empezó a "apurar" a los médicos que la trataban para que no la contagiaran de coronavirus Covid-19.

Según confiaron fuentes consultadas por La Mañana Neuquén, la mujer, con fuerte aliento a alcohol, les gritaba a los médicos que utilizaran barbijos "para no contagiarla". A la indignación que ya experimentaba el personal de salud que había tenido que acudir de urgencia para atender a las personas heridas y constatar que todo había sucedido en el marco de una fiesta clandestina, en medio de la crisis sanitaria que vive la provincia, se sumó el aleccionamiento de la mujer a los médicos en la guardia del hospital más importante de Neuquén.

Consultada si se había vacunado, por estar dentro del grupo de riesgo debido a su sobrepeso, la mujer les respondió a los profesionales que no, porque "los hospitales contagiaban". Masticaron la bronca por dentro, pero le aclararon que las reuniones no están permitidas y que el consumo de alcohol, provoca un descuido en las medidas que se deben tener a la hora de prevenir el contagio de Covid-19 que conlleva a poder contraer el virus o transmitirlo.

Ella y su hija ocuparon además por unas horas, hasta que recibieron el alta médica después del mediodía, las "dos últimas camas disponibles que había en la madrugada".