San Juan 8 > Información General

La argentina Rocío Comba llegó a la final de lanzamiento de disco

La atleta nacional logró una marca de 61,54 metros en el primero de sus tres lanzamientos y eso le bastó para asegurarse un puesto entre las 12 mujeres que el domingo disputarán el título de la modalidad en el estadio Luzhniki de Moscú.

La consigna de la argentina Rocío Comba es que el atletismo es un deporte en el que la paciencia es una virtud esencial y la recompensa llegó el sábado al situarse entre las finalistas del lanzamiento del disco del campeonato mundial.

Te puede interesar...

Más madura y serena para disfrutar la competencia sin presiones, la argentina logró una marca de 61,54 metros en el primero de sus tres lanzamientos y ello le bastó para asegurarse un puesto entre las 12 mujeres que el domingo disputarán el título de la modalidad en el estadio Luzhniki de Moscú.

"Estoy recontenta", dijo Comba. "No hice nada diferente, con la idea del lanzamiento más lejos posible. Estuve muy suelta con el primer lanzamiento y salió así".

Con 26 años, la temporada de 2013 ha sido la más gratificante de Comba en su carrera.

Después de un periodo en el que se estancó con sus registros, Comba logró en mayo su marca personal con un lanzamiento de 62,77 metros en Belem, Brasil.

Comba había competido en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y Beijing 2008, además del Mundial de Berlín 2009. Grandes citas en las que en cada oportunidad no pudo sortear la fase eliminatoria.

Con su entrenador Daniel Manfredi, Comba modificó su preparación. Se empezó a trabajar diferente con pesas, pero el giro fundamental fue buscar competir más relajada, gozar la competencia.

"Esto es algo que uno lo hace porque lo quiere. Estás acá gracias el trabajo de todos los días", dijo Comba, quien potenció su preparación en el Centro Especializado de Alto Rendimiento en la ciudad española de León. "Este es nuestro momento".

El registro logrado por Comba el sábado fue el noveno mejor entre las 26 participantes, clasificándose a la final sin conseguir la marca mínima de 63 metros.

Pero su mejor lanzamiento fue suficiente para ubicarse entre las 12 primeras, ya que consiguió 59,51 en el segundo intento e hizo nulo en el tercero.

"Miraba de reojo lo que hacían las demás", dijo Comba. "No se pudo hacer algo mejor. A veces, uno comete errores y no es fácil. En el segundo lanzamiento el disco se me fue un poco de la mano. Uno siente el cansancio, hacía mucho calor, con mucha transpiración".

Y ahora le toca una final en la que su actitud distendida puede ser su gran aliada.

"Ya conseguimos el objetivo que nos propusimos, para lo que venimos. Ahora hay que disfrutarlo más y hacer la mejor marca posible", añadió. "Saldré hacer lo mismo y eso es lanzar bien".

Apuntará a conseguir el mejor resultado de una mujer argentina en los mundiales, el cual fue alcanzado hace dos años por Jennifer Dahlgren al quedar décima en el lanzamiento de martillo en Daegu. El mejor desempeño de una argentina se remonta a Stuttgart 1993, en el que Antonio Silio figuró octavo en los 10.000 metros. (AP)