"
San Juan 8 > Mundo

La activista de Greenpeace que subió al Centro Cívico fue acusada de pirata

Camila Speziale pasó de colgar una bandera por la reserva San Guillermo a luchar con empresas petroleras. El gobierno de Rusia la denunció junto a 28 activistas, entre ellos, otro argentino. Escalada en el Cívico de San Juan

El gobierno de Rusia denunció por piratería a Camila Speziale y sus compañeros de Greenpeace por subir sin autorización a una plataforma petrolera. Contemplan penas de hasta 15 años de prisión.

Aunque se especulaba con que podrían ser liberados sin cargos, los 28 activistas de Greenpeace que intentaron abordar una plataforma petrolera en el Océano Ártico fueron acusados por el gobierno ruso por presunta "piratería", según informó la agencia internacional de noticias American Press (AP).

Te puede interesar...

El Comité de Investigaciones de Rusia (CIR) dio a conocer que "una investigación criminal correspondiente al artículo 227 parte 3 del código penal (piratería en grupo organizado) ha sido abierta", de acuerdo con la información consignada por la Agence France-Press (AFP). El mismo, contempla penas de hasta 15 años de prisión en caso de que se comprueben los cargos.

El gobierno de ese país resolvió presentar los cargos luego de que la semana pasada un buque de la organización ambiental abordara las instalaciones que la petrolera estatal Gazprom posee en esa región para protestar contra la contaminación y la destrucción del ecosistema que provocan las explotaciones en busca de hidrocarburos.

Días atrás, Mauro Fernández, abogado de Greenpeace Argentina, había asegurado que lo más probable era que los 28 activistas, entre quienes se encuentran los argentinos Camila Speziale y Hernán Pérez Orsi, fueran liberados sin cargo. "Se está diciendo que los van a acusar de terrorismo o piratería pero ningún cargo tiene sustento. Ya se analizó legalmente y cualquier acusación se cae inmediatamente. Los activistas en ningún momento pusieron en riesgo a nadie ni a la plataforma", sostuvo en ese momento.

Sin embargo, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia había justificado la detención a través de un comunicado: "Las acciones eran de una naturaleza agresiva, provocativa y tenía el aspecto de las actividades extremistas capaces de causar muertes de seres humanos y otras consecuencias graves".

"De acuerdo a los materiales presentados, en el mencionado suceso se ven indicios de delitos previstos en artículo sobre 'Piratería'", había advertido por su parte el Comité de Investigaciones de Rusia (CIR).

Infobae