San Juan 8 > Ovación

Juran decir toda la verdad

Ovación visitó la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales, y allí realizó una encuesta con los empleados que dieron su punto de vista sobre el clásico. La situación deportiva y la organización fueron los temas centrales.

Mariano Cassanello

ovacion@unosantafe.com.ar

Te puede interesar...

En la semana se conoció la noticia que finalmente el clásico santafesino no se jugará como estaba previsto el miércoles 29 de mayo, sino que se llevaría a cabo el domingo 2 de junio, al menos es lo que manejan las dirigencias de ambas instituciones. Incluso, el horario del partido sería el de las 14.

De esta manera, se alarga en algunos días la espera del partido más importante que se desarrolla en la ciudad y que mantiene a todos en vilo. Son varios los condimentos que tiene el choque entre Sabaleros y Tatengues, ya que la situación deportiva de Unión es realmente complicada y hoy asoma inevitable el descenso de la categoría.

Justamente ése es uno de los aditamentos que trae esta edición del clásico, y muchos especulan sobre la conveniencia o no de que el conjunto rojiblanco llegue al partido ante su eterno rival con la chance concreta de descender ese día.

Esta situación indudablemente traería aparejado diversos conflictos que se podrían desatar en caso de que Unión se vaya a la “B” Nacional ante un resultado adverso con la camiseta de Colón enfrente. Obviamente que del lado de los simpatizantes rojinegros, muchos se frotan las manos con que se dé esa alternativa.

En contrapartida, los hinchas rojiblancos desean que eso no suceda y que la suerte deportiva de su equipo no tenga que definirse justamente la jornada en la que reciba en condición de local a su archienemigo, lo que genera una situación de tensión a la hora de concurrir al estadio.

Otro de los temas que acaparó los minutos en radio y televisión y las páginas en papel impreso, fue la organización del clásico y la chance de que por primera vez se juegue sin público, cuestión que se analizó por parte de las autoridades del gobierno provincial. En estos días la situación parece indicar que finalmente se jugará con gente de ambas parcialidades.

No obstante, aún deben llevarse a cabo varias reuniones, de las que participarán todos los protagonistas (dirigentes, policía, organismos de seguridad, entre otros) para garantizar el espectáculo y que el clásico se pueda desarrollar en paz más allá del resultado final.

Uno de los ámbitos académicos que identifican a la ciudad que Santa Fe por tradición, es la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales, ubicada en Cándido Pujato, entre 9 de Julio y San Jerónimo. Allí miles de jóvenes se dan cita todos los días para en un futuro recibir el título de abogado.

Pero en este caso, los protagonistas no fueron los estudiantes, sino la gente que allí trabaja en las distintas dependencias. Por ello Ovación recorrió la añeja estructura edilicia, con la intención de recabar la opinión de hombres y mujeres que ya palpitan el partido del año.

Si bien faltan varios días para que se juegue, está claro que las cargadas, las apuestas y los desafíos están a la orden del día como sucede en cualquier ámbito de trabajo. Entre papeles, carpetas y alumnos que iban y venían, los empleados de la histórica facultad se pusieron la camiseta.