San Juan 8 > Ovación

"Jugar el Clásico con un equipo descendido es una bomba de tiempo"

Así lo aseguró el secretario de Seguridad Deportiva de la provincia, Pablo Farías, al explicar las razones del porqué se decidió jugar el Clásico santafesino, el próximo domingo, a puertas cerradas.

Luego de que este lunes se conociera la decisión del gobierno provincial de que el Clásico santafesino del próximo domingo, se juegue sin público, el secretario de de Seguridad Deportiva de la provincia, Pablo Farías, dio explicaciones de las causas que ayudaron a tomar esta determinación.

Te puede interesar...

En diálogo con LT10, Farías aseguró que: "Evaluamos muchas cuestiones para tomar la decisión de jugar el clásico sin hinchas en las tribunas. Un informe de la policía afirma que la situación de riesgo que se presenta ante este partido nos es manejable agregando policías. También, analizamos las características del estadio de Unión. La parte sur del estadio hoy es un obrador. Esto significa material contundente de todo tipo”.

Consultado sobre la posibilidad de trasladar el partido a otro estadio, sostuvo que: "Esta situación nunca se planteó seriamente. Nosotros lo pensamos como alternativa. Pero siempre fuimos consientes que era generar otra situación conflictiva por lo que significaba el traslado de la gente por las rutas. Ningún club ofreció sus instalaciones para jugar el partido y ningún dirigente lo propuso como alternativa”.

"En los casi 30 partidos que llevamos organizando operativos de seguridad desde que se creó la secretaría trabajamos muy bien. Por ejemplo, en el partido entre Unión y Belgrano donde había antecedentes complicados. Pero ninguno tenía los ingredientes que tiene este clásico en particular. En cualquier lugar del país, un clásico, con uno de los equipos descendidos, es una bomba de tiempo”, dijo Farías, al mismo tiempo que sostuvo que "Todos sabemos que existen grupos violentos. Lograr que estos grupos desaparezcan lleva tiempo y necesita del compromiso de todos los actores. Este compromiso aún no es tal. Ahora, este tipo de eventos masivos son ideales para que estos violentos se escondan en el anonimato y contagien a otros. El mejor ejemplo es lo que ocurrió el día del cumpleaños de Colón”.

Medida excepcional

En referencia a la desición tomada, el secretario aseguró que: "Esperemos que este caso sea excepcional; por única vez. Nosotros sabemos que es una medida antipática. Pero tenemos que ser serios y actuar conforme a lo que pensamos. Lo más importante es la seguridad de la gente”.

Finalmente, Pablo Farías remarcó que “liberar a la policía de cuidar un estadio con 15 mil personas adentro nos va a permitir cuidar mejor el afuera. Siempre fue conflictivo el afuera antes y después del partido. Yo no creo que esta decisión signifique una batalla perdida de la seguridad”.