San Juan 8 > País

Investigadores tomaron muestras del campo donde aparecieron extrañas marcas

El equipo encabezado por Andrea Pérez Simondini recorrió el terreno, en la zona de Líbaros, en Entre Ríos. Es el primer paso para tratar de determinar el origen de los misteriosos círculos. Pedirán colaboración a la Policía provincial, debido a que a una división de la fuerza también tomó muestras del lugar.

Un equipo de investigadores de Visión Ovni, encabezado por Andrea Pérez Simondini, analizaron las extrañas marcas aparecidas en un campo sembrado con soja, en la zona de Líbaros.

Te puede interesar...

La intención del grupo de expertos es despejar las dudas sobre este misterio, más allá de todas las hipótesis que se puedan tejer al respecto.

"Pudimos ingresar a realizar la toma de muestras, y fue interesante observar, lo parecido de la afectación en el terreno, a un caso que investigamos en San José de la Esquina, provincia de Santa Fe, en enero del 2011, en dos campos, que en diciembre de 2010, habían aparecidos marcas de igual características. Lo que vamos a denominar marca central, dado que no es un círculo perfecto, mide casi 24 metros por 18 y presenta varias afectaciones secundarias, tres de ellas bien definidas de forma circular, que variaban en sus medidas entre 4 y 5 metros de diámetro. Por otro lado se observaron en el perímetro de la figura mayor, unas especies de entradas y salientes, en forma de gota, de 1.8 metros por 1 metro, en cantidad de 5", precisó Andrea Pérez Simondini a Riel Fm.

Por otra la especialista en el fenómeno Ovni indicó que "en la parte central de la afectación, encontramos una perforación de 25 centímetros de diámetro (medida referencial, puesto que había hurgado en terreno con anterioridad) y unos 10 centímetros de profundidad, y a unos 40 centímetros otra perforación mejor definido como hundimiento de unos 15 centímetros de diámetro y 5 centímetros de profundidad".

Pérez Simondini detalló que las plantas que se hallaron están "totalmente deshidratadas en la superficie de la huella y en el perímetro interactuaban, plantas afectadas y en normales condiciones". Y que al extraer las muestras era "muy interesante observar, cómo el proceso de deshidratación era de forma descendente (desde la hoja hasta la raíz de la planta), donde se notaban aún, señales de vida de la planta".

"Las muestras intentaremos ingresarlas en la estación experimental del INTA de Paraná, que si bien sabemos que no tiene servicio a terceros, esperamos que tomen estas muestras como una posibilidad de estudio específica de un fenómeno que hace ya un tiempo, aparece en los campos, y que son de vital interés para el estudio de suelo y sus afectaciones. Sabemos también que la dirección de criminalística de la Policía de la Provincia de Entre Ríos, tomó muestras, que serán analizadas, y con los que contactaremos, para realizar interconsultas del caso", expresó Pérez Simondini.

Por último la investigadora señaló: "Queremos agradecer a los propietarios del campo, por permitirnos ingresar para la toma de muestras e investigación, y además dejar sentado, que la preocupación inicial de la denuncia pública, es la de saber que puede producir esa anomalía, y que en ningún momento, señalaron de lo que pudiera tratarse. Solo quieren que las organizaciones competentes, puedan realizar los estudios, que lleven a dar una respuesta del suceso. Entendemos que a partir de ahora, las marcas serán quitadas, para que los curiosos, no invadan lo que es propiedad privada, de una de las familias de productores más reconocidas de la zona, que ya muchos inconvenientes han tenido, por las palabras mal intencionadas de gente que seguramente tienen miedo".

El equipo de investigación que llegó a la zona lo integraron Pablo Puchet (investigación de campo); Walter Taulada (fotografía) Andrea Pérez Simondini (toma de muestras) y Silvia Pérez Simondini (toma de datos).