San Juan 8 > Mundo

Hizo las veces de azafata

 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      

El multimillonario Richard Branson no sólo es un genio de los negocios, también lo es en eso de llamar la atención. Su última extravagancia fue convertirse en azafata por un día tras perder una apuesta con el director de la aerolínea Air Asia.

Te puede interesar...

El presidente de Virgin Group, sin afeitar, maquillado y con el uniforme de la compañía, hizo su trabajo como un miembro más del vuelo entre Perth y Kualu Lumpur

El domindo 12 de mayo apareció ante los medios de comunicación para mostrar al mundo como se depilaba las piernas y se embutía en un bonito uniforme, sin descuidar las pestañas postizas y los labios pintados de rojo, para realizar su trabajo como un miembro más de la tripulación en el vuelo que unía el aeropuerto de Perth (Australia) y el de Kualu Lumpur (Malasia).

A pesar de su sonrisa, la prueba fue un fracaso total, pues no fue muy eficiente a la hora de explicar las instrucciones de seguridad a los pasajeros.

La segunda vez

No es la primera vez que el propietario de la escudería Virgin Group se convierte en una de las azafatas de un vuelo. Ya lo hizo en 2011, en una ruta de la compañía AirAsia entre Londres y Kuala Lumpur. El motivo en aquella ocasión también fue una apuesta que perdió con el patrón del equipo Lotus sobre cuál de los dos equipos acabaría por delante en el Mundial.

"Está confirmado para el próximo 21 de febrero. Richard Branson será una de las azafatas en un vuelo de AirAsia X", anunciaba entonces el mandamás de Lotus, Tony Fernández, en su cuenta de Twitter, quien explicó que las plazas de aquel vuelo, que unió Londres con Kuala Lumpur, serían vendidas con fines benéficos.

El magnate británico también vistió como cualquier otra azafata, con maquillaje y zapatos de tacón incluídos.

Fuente: ABC.es.