San Juan 8 > Información General

“Hasta que no terminen la obra no estaremos tranquilos”

En la defensa oeste de Colastiné Norte, a la altura del kilómetro 0 de la ruta 1, se abrió una brecha para una obra de alcantarillado. Los vecinos expusieron su preocupación ante la crecida del río.

 Embed      
 Embed      

Los vecinos de Colastiné Norte denunciaron que hace tres meses está cortada la defensa oeste. En un principio no era una preocupación porque el río estaba bajo. Pero de los 2,02 metros que marcó el hidrómetro en el puerto local el 18 de febrero pasado, el volumen de las aguas se incrementó notoriamente hasta llegar, ayer, a los 4,05 metros.

Te puede interesar...

El corte en la defensa tiene entre 20 y 30 metros y los vecinos alertaban que en el lugar no estaba trabajando nadie. Pero ayer volvieron las máquinas y comenzó a ejecutarse una obra de alcantarillado con compuertas que permitirá la salida de las aguas por desnivel o a través de bombeo cuando el nivel de la Laguna esté muy alto.

Las demoras en los trabajos se debía a un problema gremial con la subcontratista. Aparentemente los inconvenientes estarían salvados y se avanzaría sin interrupciones en la realización de un canal revestido de 55 metros de largo con una luz de 1,5 metros por un metro. Esa vía de desagüe concluiría en las compuertas que se colocarán en la defensa. Mientras que para salvar el corte en el terraplén, entre ayer y el martes estaba previsto hacer un nuevo anillo protector en esa zona, lo que permitiría trabajar con tranquilidad durante todo el mes.

Sin embargo, el presidente de la vecinal Colastiné Norte, Oscar Signes, le dijo a Diario UNO: “Hasta que la obra no esté terminada, no vamos a estar tranquilos. Si van a hacer un talud igual que el que tiene la defensa, está bien. Eso nos deja más tranquilos. Pero mientras no veamos la obra concretada completamente no nos podemos quedar tranquilos. De hecho sólo hace falta ver cómo viene creciendo la laguna y eso nos preocupa mucho. Pero que estén las máquinas trabajando nos da un poco de tranquilidad y nos genera una esperanza nueva de que se hagan las obras como corresponde”.

Para Signes, en el caso que haya una crecida y no se concluyan las obras de protección en el kilómetro cero del cordón oeste de Colastiné Norte se vería afectado todo el distrito e incluso parte de San José del Rincón. “Todos estamos dentro del anillo protector. Se rompa donde se rompa la defensa es perjudicial para toda la zona de la costa, prácticamente hasta donde termina la defensa en el kilómetro 10. Estamos todos involucrados en este tema porque en cualquier parte que se rompa el talud, nos complicamos todos”, aseguró.

“Por más que el agua ingrese a la altura del kilómetro cero, por pendiente el agua va a inundar aguas arriba. Es muy poco el desnivel que hay desde el kilómetro 10 hasta el cero. Naturalmente la pendiente debería buscar de norte a sur. Pero ésta es una zona donde es muy complejo el problema de las corrientes de agua en Colastiné. Por eso también son complejas las obras de agua que había que hacer acá y de ahí que nosotros estamos pidiendo saber desde hace seis o siete años qué tipo de obra iban a hacer en la ruta 1 para saber a qué atenernos con lo que está pasando y lo que puede llegar a pasar”.

“El alcantarillado, siempre tomando como punto de referencia que debería estar bien calculado y estudiado, va a beneficiarnos a todos. Hoy, con lluvias de 80 o 100 milímetros estamos todos inundados porque no hay por dónde sacar el agua. Cuando el agua llega a los reservorios, nosotros ya tenemos 50 centímetros en nuestras casas. Eso sucede porque hacen falta los canales secundarios como el de calle Los Jazmines, el que está a la altura del Lele, éste que es una obra nueva que no sabíamos que se iba a hacer. Por eso hace seis años que le estamos pidiendo a la provincia que nos diga cómo es el proyecto, porque nosotros no tenemos idea de cómo es la obra que están por llevar a cabo. No se lo pedimos para opinar, sino para saber qué es lo que van a hacer”, aclaró.

—¿Esto está en el marco de la ampliación de la ruta 1?

—Estimamos que sí. Pero no nos informaron nada. Ni siquiera sabemos cómo va a ser la ruta 1. Una de las cosas que nosotros decimos es que no queremos que nos hagan la ruta 1, sino la avenida Teófilo Madrejón. Porque según la ruta que nos hagan va a ser la suerte de los 300 comercios que están sobre la ruta. Si nos hacen una ruta como la 168 se tendrán que ir todos porque no va a parar nadie. Pero como no conocemos la obra que se está por hacer no podemos opinar al respecto. Esta semana se cumple un año de la vez que nos reunieron en el solar de Colastiné para decirnos que arrancaban las obras en 30 días. Todavía no hay nada.