San Juan 8 > Policiales

“Hacía dos años que Bolsafé tenía problemas de liquidez”

Rossini amplió su indagatoria y justificó el vaciamiento de la empresa bursátil. Para los querellantes, sus dichos extendieron aún más las responsabilidades.

El viernes pasado, el contador Mario Rossini, presidente de Bolsafé Valores, pidió ampliar su declaración indagatoria para “aclarar” que lo que sucedió con la firma “no se trató de una administración fraudulenta”, delito por el cual lo procesó el juez de Instrucción Penal Nicolás Falkenberg, sino de “un negocio que no resultó”. Como eje del relato, Rossini destacó que él fue el único responsable por el movimiento de los títulos y que la empresa arrastraba una profunda falta de liquidez desde el 2011.

Te puede interesar...

En la audiencia, de la participó el abogado Alejandro Otte, quien junto con Néstor Oroño impulsan la defensa de Rossini, el fiscal Carlos Rolando le preguntó a Rossini si los clientes aportaban los títulos sabiendo que “probablemente éstos eran entregados a otro cliente que deseaba retirar sus títulos”. La respuesta del contador fue muy clara: “En realidad, los clientes nos daban los títulos para que hagamos negocios, probablemente no me lo hubiesen dado si se sabía que era para darlo a otro cliente”.

Sin garantías

Además, Rossini explicó que tenía 34 productores “que eran los principales estudios contables del interior de la provincia” y que muchas de las autorizaciones de los clientes para el alquiler de sus títulos “se daba por teléfono y después firmaban, pero hay mucho que no la firmaron”.

—¿Sabía que el alquiler de títulos valores no lo podía ofrecer como Bolsafé Valores?, lo consultó el fiscal Rolando.

—Sabía que como Bolsafé no. Por eso, en el contrato de alquiler había una cláusula que indicaba que BV Emprendimientos no era una sociedad de bolsa, y que la operatoria no estaba dentro de las garantías del Mercado de Valores.

—¿Qué sistema informático poseía la empresa para realizar la operatoria bursátil?, insistió el fiscal.

—El sistema informático de BV Emprendimientos y Bolsafé Valores fue desarrollado por Software Santa Fe juntamente con la UTN Regional Santa Fe.

Rolando:—¿Le aclaraba a la gente que al celebrar un contrato de alquiler de títulos ello implicaba la transferencia de la titularidad de los bonos?

M.R.: —Sí, le aclaraba. Cuando recibía la tenencia BV Emprendimientos tenían dos destinos: uno devolver títulos a los clientes que se querían retirar, o si no se vendían, para pagar alquileres de títulos, rentas y amortización de títulos o dividendos en efectivos de acciones. Y también, si quedaba liquidez se hacían inversiones para generar ingresos. Con la corrida esto no se pudo realizar, por eso todo lo que entraba se usaba para pagar lo que mencioné anteriormente.

Rolando: —¿Tenía otras empresas en el interior de la provincia o en el país?

M.R.: —Tenía solamente Software Santa Fe. Yo tenía el 50 por ciento de la sociedad y el otro 50 por ciento era de la Universidad Tecnológica Nacional.

Para el abogado de damnificados por la millonaria estafa, Enrique Muller, esta ampliación del contador Mario Rossini deja varias inconsistencias. “Si la situación financiera de Bolsafé Valores venía tan mal desde el 2011, queda muy mal parado el Mercado de Valores, que desde esa fecha no hizo ningún tipo de control ni de seguimiento. Y también, complica aún más la situación del Banco Galicia, porque los mismos abogados del Banco de Galicia son los que patrocinaron la quiebra de Bolsafé Valores por un supuesto damnificado. Eso es un fuerte indicio, la complicidad del Banco”.

—En su declaración, Rossini menciona a 34 productores del interior de la provincia, ¿ellos están siendo investigados?

—Yo creo que lo próximo que se va a venir es eso. Especialmente de Reconquista y San Francisco, Córdoba, donde hay una gran cantidad de damnificados. E insisto sobre la cuestión de las fechas, si desde 2011 Bolsafé estaba teniendo problemas, ellos seguían engañando a la gente y promocionaban una bonanza de las inversiones. Es muy extraño que ahora Rossini dé una versión de que estaban tan mal económicamente cuando en su momento daban una imagen de solidez.