Comscore

POLICIALES

Habló la hija de Paola: "El día que conoció a ese enfermo, su destino estaba marcado"

La hija de la mujer asesinada por su pareja, el artesano que luego se quitó la vida, contó la cruda historia detrás de uno de los femicidios de 2019.


Luego del femicidio de Paola Agüero, cuya muerte conmocionó a la provincia cuando un hombre mató a su expareja cuando ella intentaba sacar sus pertenencias del departamento, Romina Yañez, una de las hijas de la víctima hizo un crudo relato de la vida que debieron padecer antes y posteriormente a la llega del femicida Rogelio Schiarolli, a sus vidas.

Lo que escribió:
"RESILIENCIA: es la capacidad de los seres humanos para adaptarse positivamente a las situaciones adversas."

RESILIENCIA...una palabra que escuché muchas veces y, si bien sabía qué significaba, no me sentía identificada.
Mi nombre es Romina Yañez, tengo 34 años, y una linda familia conformada por mi compañero de vida que es José Barquiel y mis dos hijos Guillermina y Benjamín. Me considero una persona común, simple, transparente, honesta, con poco sentido del humor, muy irónica, intolerante, podría seguir.... Tengo muchas virtudes y también defectos, pero lo que si soy, es una persona RESILIENTE.




Siempre digo que mi vida sería un BestSeller, ni las novelas mexicanas se animan a tanto,porque realmente en 34 años me ha sucedido de todo! Hoy me trae a este lugar un acontecimiento bastante oscuro, la muerte de mi madre Paola Agüero.



Hoy, intentando hacer un espacio para pensar, entre tanto dolor y ruido mental, me di cuenta que era una RESILIENTE de la hostia, y que mi madre también lo fue.



A los 12 años, aproximadamente fuimos víctimas de un progenitor violador, pero recién a los 16 años pude contarle a mi madre. Sin embargo ella, que había compartido prácticamente su vida al lado de él, viviendo su manipulación, su sometimiento, su patriarcado, no supo ayudarme. No la juzgué, pues yo tampoco supe hacerlo. De repente, todo pasó así... como si nada, como un chusmerio de cuadra. Nadie supo que hacer. Pero desde cierto lugar, y con las herramientas que cada uno tenia, hizo o no algo por nosotros. Tampoco los juzgué, de hecho solo deje que el tiempo me llevara a adaptarme positivamente a las situaciones adversas (Resiliencia).



Cuando me tocó ser mamá, supe desde ese momento que yo no podía dejar que mi vida y lo acontecido quedara en el olvido, sentí miedo...mucho miedo y fuí mamá de una nena. Tan loco es el destino... y ahí tuve que batallar con todos los fantasmas internos, porque sabía que debía protegerla. Por eso un día por fin tomé la iniciativa de luchar por mi y por la generación que estaba creando. Busqué ayuda, y fue aquí cuando empecé a descubrir la violencia en otra de sus formas. El ocultamiento, el mirar para otro lado, la negación, la no empatía. Le puse el pecho, le dí pelea, y así pude sacar de mi vida a todos aquellos que no sólo me negaron, sino a los que me condenaron, a los que no me creyeron, a los que me desprotegieron. Y desde ese día fui libre.




Y volví a sentirme RESILIENTE, porque pese a que de repente me encontraba sola y sin parte de mi familia, pensaba "Que más puede pasarme?". De todas maneras siempre me sentí muy afortunada, por que con mucho amor logré tejer lazos firmes de amistad, y construir un proyecto de vida junto a un gran compañero que supo apuntalarme cuando mas lo necesitaba.


Pero mientras pasaba la vida, ahí estaba mi madre, siempre culposa, sin saber como ayudarme. Repito: nunca pero nunca la juzgué, ya que siempre sentí que hizo lo que pudo, como pudo. Me daba su amor y eso para mi sanaba todo. Porque yo por dentro sabía que ella no tenia las herramientas para enfrentar sus demonios internos, es por eso que supe entender que, a su manera, me daba todo lo que tenia: amor, mucho amor, amor del bueno, del incondicional.



En el 2017 me diagnostican Cáncer de cuello de útero... en serio? Justo de ahí tenía que ser? Recuerdo mucho ese día. Pero, después de todo lo que había pasado, pensé: "bueno no debe ser muy grave, crujía y listo." Cómo debería estar mi alma para sobrellevar un cáncer como si tuviese la muela careada. Pero yo lo sentía así. En 3 meses me hice todo los estudios y tome la decisión, junto a mí ginecólogo, de hacerme una histerectomía, de esa manera ponía punto final a una enfermedad que la transité como una apendicitis. Y en esta oportunidad no estuve sola, mí familia y mí compañero estuvieron siempre ahí, firmes. Créanme que no sentí la soledad ni la enfermedad, solo me rondaba por la cabeza lo loco del destino... "Cáncer de cuello de útero".



Siempre he sido una persona muy positiva y emprendedora, siempre haciendo alguna cosita, y mi vieja siempre al lado. Y no solo mio, sino también al lado de mis hermanos. Así fue que con los años, consiguió con su amor y su espíritu tan noble, que mi corazón no se volviera oscuro.



Hasta que un día ROGELIO SCHIAROLLI creyó ser el dueño de su vida y la mató. De un momento a otro me quedé sin madre. Así como si nada. Así como lo leen. Un día, por gusto de ese ser repulsivo, machista de manual, narcisista hijo de puta, 4 hijos se quedaron sin madre, 7 nietos sin abuela, mis tíos sin hermana, y así.. Todo porque esta basura humana, que frente a la sociedad se mostraba como "un señor", decidió deliberadamente que fuera así. Un maltratador psicológico de los mejores, que logró manipular la mente y el corazón de mi madre para que en mas de una ocasión perdonara su enfermedad y se quedara a su lado.



Ella siempre justificando, y uno siempre negando. No supe que hacer, no supe como ayudarla.. o si, por eso la mudanza, pero tal vez, el día que conoció a ese enfermo su destino ya estaba marcado.



Mi pobre madre...siempre rodeada de hombres que le cagaban la vida, y no solo a ella, sino a la familia entera. Porque cuando pasan estas cosas sufren todos los seres queridos que están alrededor. Mi madre nunca buscó ayuda psicológica, ella no creía en la maldad, pensaba que la gente no era capaz de generar tanto daño. Tal vez por eso fue sometida por su marido y luego por su pareja. Siempre ocultando, siempre tapando, tratando de que sus hijos no sufrieran mas, siempre minimizando todo. Subestimó, subestimamos. No creíamos que ese viejo de mierda se animaría a tanto. Y si, ese viernes el cretino la asesino. Y en este párrafo ya sobran las palabras.



3 días después de todo esto pensábamos: "Ya está... que más violencia podríamos recibir en nuestras vidas? En que otra forma podría venir representada?" Pero vino, y no esperó. Y se empezó a representar en diferentes personas, porque tan solo 72 horas después tuvimos ir a desocupar el departamento en el cual el asesinó termino con las vida de mi madre. Fue un lunes, éramos varios los que entre tanto dolor intentábamos recojer sus pertenencias. Mientras que en eso llegó el administrador, JORGE RODRIGUEZ, quien sin siquiera dar el pésame, entró diciendo "ese aire que se están llevando es mio".



No imaginan la cara de mi familia. Que sorprendidos lo único que atinaron a decir fue "como va a ser tuyo si este aire lo compró Paola y yo mismo se lo instalé". Ya desde el vamos no lo podíamos creer. Ustedes pueden imaginar todo lo que vino después? intuyo que no. Este locatario sin corazón, quería que nosotros limpiáramos la escena del crimen y le pintaramos el dpto. Y si bien esta aclaración esta totalmente de más, la voy a hacer porque puede ser pertinente: mi madre no era quien figuraba en el contrato, sino el asesino, por lo cual todo lo que nosotros estabamos haciendo hasta ese momento era "de onda" o mejor dicho, porque somos buena gente y solo queríamos terminar rápido con todo eso (Cosa que de ninguna manera iba a ser así).


En fin, el prepotente no solo que ni siquiera tuvo la empatía de colaborar con la situación sino que nos amenazaba con que iba a demandarnos y cobrarse todo a través de los garantes, siendo que el departamento estaba a nombre del ASESINO!!! Parece un chiste de mal gusto, pero no lo es. Como se le llama a este tipo de violencia??!! Mis hermanos sacando las cosas de mi vieja, y el hombre en cuestión no hacia mas que reclamar la pintura. Mi madre hasta había hecho los interiores de los placares de ese maldito departamento y jamás le cobró ni un centavo, no solo eso, sino que estaba el dinero del mes de deposito!!! y suponiendo que no haya dinero, a quien se le ocurre irrumpir en semejante escena pidiendo que los hijos de la asesinada se pongan a limpiar y pintar!!?? "Che, imbécil, mataron a mi mama! No te podes poner un poquito en mi lugar?!!??



Más arriba les decía que lamentablemente esta violencia iba a seguir, porque administrativa y judicialmente fue así. 7 días seguidos yendo a tribunales para que hagan devolución de efectos de mi madre. 7 días continuos. En tanto que a la otra parte al 3er día le entregaron las cosas!!! mientras que a nosotros, que encima ni tiempo tuvimos para llorarla, nos siguen poniendo trabas para poder cerrar por fin una triste etapa.



Entonces, si de personas resilientes hablamos, me considero fervientemente una de ellas.


Porque si bien a mi madre LA ASESINARON, y nosotros nos quedamos mas vacíos que nunca, esto no será en vano. NO PUEDE SER EN VANO".



Por eso hoy comprendo, que si mi legado era ser RESILIENTE, seguramente era para ayudar, hacer ruido, reconstruirme, apoyar, luchar. Nada de lo que viví puede ser en vano. Por mi vieja hermosa, que me la quitaron, y por muchas mujeres que mueren o están siendo sometidas a algún tipo de violencia, es que hoy necesitamos de todos ustedes que en este momento están leyendo para que el "#NIUNAMENOS" no sea un hashtag, que sea una bandera.


Por mi madre, por tu hermana, por tu amiga, BASTA DE VIOLENCIA. APOYÀ, AYUDA, DENUNCIÀ, NO JUZGUES, EMPATIZÁ. NI-U-NA-ME-NOS.

Romina Yañez".