San Juan 8 > Información General

Guillermina: "Me metí hasta la médula con Marcelo"

La modelo habló largo y tendido sobre la relación con su ex marido, Sebastián Ortega y el efímero noviazgo que mantuvo con Marcelo Tinelli.

 Embed      
 Embed      

Entrevistada por la revista Gente, Guillemina Valdés habló por primera vez sobre su corta relación con Marcelo Tinelli y dejó entrever que su ex pareja, Sebastián Ortega, le habría sido infiel.

Te puede interesar...

"Con Marcelo fui desde el corazón, me deslumbró. Yo me enamoré, me metí hasta la médula", confesó la modelo, que agregó: "Para mí fue una relación verdadera, que me jugué por algo muy fuerte que sentía".

"Yo no busqué mi relación con Marcelo, como nunca en mi vida busqué a un hombre. No creo haber cometido un pecado: nosotros éramos dos personas libres", aclaró la rubia.

"No funcionó porque teníamos miradas diferentes de la pareja. No estábamos siendo pares en lo que queríamos", aclaró, en cuanto a los motivos de la separación.

Sobre Sebastián Ortega, reveló: "Puede ser que él haya sido infiel. Pero yo no me separé por una infidelidad de mi marido. La nuestra no es una historia con buenos y malos. Fue muy doloroso para los dos, y pusimos lo mejor de cada uno para mantenernos juntos".

"Siento que lo que construimos con Sebas estuvo muy bueno, que no copiamos un modelo. A Evangelina la respeto muchísimo. Más allá de nuestro parecido físico, que puedo reconocer, eso nunca fue un tema entre nosotros. Me parece que el Edipo lo tenemos todos en un punto".

Sobre la amistad entre Marcelo y Sebastián, comentó: "Sabía que habían trabajado juntos, obvio. Compartimos un cumpleaños de Paula (Robles), después ellos vinieron a un cumple de Sebas y a una reunión en la casa de los padres".

Y agregó: "Pero Marcelo no vino nunca a mi casa. No nos conocíamos. Lo que no puedo decir es si eran amigos, porque no sé qué relación tenían ellos afuera. Siento que en este ambiente, quizás, cuando alguien te da una oportunidad se considera amigo, pero yo no lo vivo así".

"Mi momento de soledad de hoy vale oro. Estuve 21 años en pareja, porque antes de Sebas tuve un noviazgo. Así que ahora me estoy descubriendo. Ni siquiera redescubriendo, me estoy encontrando con lo que me gusta. Volví a enfocarme en mí, en mi carrera", concluyó Guillermina, solterita y sin apuro.