San Juan 8 > Información General

Godoy Cruz y River Plate finalizaron a mano en el Malvinas Argentinas

Ante unas 30.000 personas, el Tomba y el Millonario no se sacaron diferencias en el estadio mundialista, en el cierre de la jornada dominguera, por la 3ª fecha del Torneo Inicial. Galería de fotos y video.

 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      

Un River raro estuvo esye domingo por la noche en Mendoza y un Tomba sin contundencia ofensiva no lo pudo vencer. Porque desde la platea el colombiano Teófilo Gutiérrez y el uruguayo Rodrigo Mora se relamían por jugar mientras sus pases están en la lista de espera y porque desde las otras partes del estadio una invasión de hinchas neutrales (¿?) y una buena presencia tombina le daban un marco de 30 mil personas al partido.

Te puede interesar...

Por eso fue raro. Porque los hinchas de River disfrazados de neutrales cantaron poco y nada y porque unas camisetas negras identificaban al tradicional equipo de la camiseta blanca y la banda roja.

El Tomba no aprovechó esta versión novedosa y floja de River. La dejó pasar.

A la defensa de River le costó los primeros minutos para pararse mejor y contener todo lo que intentaba Castill{on con sus corridas por las bandas. Ni Ponzio ni Vangioni devenidos en marcadores de punta, podían con el rubio veloz del Tomba.

Fueron minutos de presión de Godoy Cruz que tenía maniatado al River de Ramón Díaz. Y por eso el local generó situaciones frente a Barovero como cuando Castro decidi{o su remate en lugar del pase a compañeros mejor ubicados o como esos centros de Castillón que no tuvieron receptor adentro del área.

El balón ya no era de total dominación del local y así llegó la escapada de Carobnero por la izquierda y el pase-gol para Giovanni Simeone (Hijo del Cholo) que le pegó fuerte pero sacó Carranza.

El partido se había emparejado con los visitantes cortando los circuitos de los volantes del Tomba que no podían tocar como en los primeros minutos.

Entonces los de Palermo tenían que tratar de sorprender como lo hizo Lértora cuando se fue desde el medio y llegó a tener casi cara a cara a Barovero que le tapó el remate.

El partido se hizo rápido y fue River el que intentó más en la última parte. Tuvo una de Lanzini que le salió el disparo muy alto, tras un movimiento que desconcertó a su marcador. Y también Fabbro sacó un tiro que exigió a Carranza.

La primera parte había tenido dos tendencias bien definidas con Godoy Cruz más aceitado al principio y con River mejor al final.

Después los dos buscaban variantes que le aportaran nuevos proyectos. Querían propuestas frescas para el ataque pero los dos tenían conocimientos amplios de sus rivales. Ya no se iban a sorprender tan fácilmente.

Era necesario que un desequilibrio individual metiera la cola en el partido. Algunos remates desde afuera eran lo más cercano a la preocupación para los arqueros pero no era lo suficiente.

El público neutral que ocupaba un poco más en las tribunas que el local casi no cantaba y sólo se levantaba cuando la gente del Tomba le decía “No tengas miedo, podés cantar”.

Lértora se convertía en el más clarito del medio y aparecían chispazos de Castellani o Fernández para controlar el balón más que el rival. Pero la contundencia ofensiva no pisaba el área.

En una salvaba Maidana sacándola cerca de arco, en otra clarita un cabezazo de Rodríguez fue para el medio por donde entraba Castillón que se estiró pero la reacción de Barovero impidió el gol.

Los Tombinos hacían su fiesta en la tribuna con la luz de las bengalas y el color de sus banderas, pero el gol no daba el presente.

Ramón Díaz esperaba que sus refuerzos tengan habilitación porque con el esfuerzo de los que estuvieron ayer en Mendoza no alcanza.

Las síntesis

Godoy Cruz: Jorge Carranza; José San Román, Leonardo Sigali, Jorge Curbelo y Leandro Grimi; Gonzalo Castellani, Federico Lértora, José Luis Fernández, Alexis Nicolás Castro, Facundo Castillón y Mauro Óbolo. DT: Martín Palermo.

River Plate: Marcelo Barovero; Leonardo Ponzio, Jonathan Maidana, Eder Balanta, Leonel Vangioni; Carlos Carbonero, Cristian Ledesma, Omar Ferreira, Manuel Lanzini; Jonathan Fabbro y Giovanni Simeone. DT: Ramón Díaz.

Árbitro: Fernando Echenique.

Estadio: Malvinas Argentinas.