Viernes 06 de Abril de 2018

Fuerte polémica por las pasantías de Rivadavia y Santa Lucía

Por lejos, son los municipios que tienen más trabajadores bajo esa modalidad. En el Gobierno dicen que las administraciones de ambos distritos son ineficaces y que no deben seguir nombrando gente por favores políticos.

Los chispazos empezaron en la sesión del jueves de la Cámara de Diputados, cuando los legisladores por Rivadavia y Santa Lucía reclamaron que la ayuda que la provincia envió a los municipios para dar un aumento salarial no incluye un adicional para los pasantes. Desde las más altas esferas del Gobierno salieron a responder este viernes, al asegurar que ambos distitos no pueden tener tantos empleados bajo esa modalidad y que las designaciones de personal no deben ser concebidas como una herramienta para pagar favores políticos. La respuesta del oficialismo se basa en que justamente las administraciones de los intendentes de Cambiemos Fabián Martín y Marcelo Orrego encabezan por lejos el ranking de comunas con más cantidad de pasantes.

El top tiene al frente a Rivadavia y después viene Santa Lucía: el primero es comandado por Martín y tiene un total de 1.166 pasantes y el segundo es dirigido por Orrego, que cuenta con 887. Bastante más atrás vienen las gestiones de Marcelo Marinero (bloquista) en Iglesia con 600, del basualdista Julián Gil (Cambiemos) en Caucete con 552 y la de Miguel Vega (peronista) en Jáchal con 534.

Los que encendieron la mecha fueron los legisladores de Cambiemos Carlos Platero y Sergio Miodowsky, de Santa Lucía y Rivadavia. Se quejaron, por entender que el reparto que dispuso el Gobierno del subsidio para afrontar el incremento de sueldos perjudica a sus municipios. Sabiendo del número de pasantías que tienen, reclamaron que la partida del Ejecutivo provincial contenga un extra para subirles los haberes a los trabajadores.

Atento a los números del ranking, el propio gobernador Sergio Uñac habló este viernes del tema en un acto que compartió con Orrego. En dirección a las gestiones de Martín y el santaluceño, disparó que "el municipio no puede ser un lugar donde se deba cobijar a todos los que de alguna manera participan de las campañas políticas". Además, señaló que la ayuda que "corresponde a la planta permanente más los funcionarios y un porcentaje que puede alcanzar para cubrir un número razonable de pasantías".

En el oficialismo se toman también del aumento que hubo de pasantes en Santa Lucía. De los números que cada intendente informa al Gobierno central surge que Orrego registraba en 2012 algo más de 550 y ahora cuenta con poco menos de 900.

Otro que salió a responder las críticas fue el ministro de Hacienda, Roberto Gattoni. En declaraciones a sanjuan8.com, aseguró que "Rivadavia y Santa Lucía están llenos de pasantías y pretenden que desde la provincia financiemos semejante ineficiencia". El encargado de manejar los fondos provinciales, que es el principal vocero del insistente pedido de Uñac a funcionarios propios y ajenos de cuidar los recursos públicos y no incrementar el gasto corriente, agregó: "Hay 17 municipios que no se quejan y los 2 que se quejan pretenden provincializar la polémica, cuando en realidad se trata de una ineficiencia propia".

Los distritos dirigidos por Orrego y Martín también están en el lote de municipios que cuentan con el mayor volumen de trabajadores en general, contando efectivos, contratados y pasantes: Capital es el que más servicio presta por ser el receptor de miles de sanjuaninos a diario y el primero de la lista (2.067), el segundo escalón es propiedad de Rivadavia (1.685), Rawson es tercero (1.310) y Santa Lucía cuarto (1.100). La salvedad que no los deja bien parados es que las otras dos comunas del top 4 registran un número muy superior de habitantes.

En el Gobierno reafirman que se trata de ineficacia, tomándose de otro parámetro. Los Aportes del Tesoro Nacional (ATN) constituyen una ayuda no reembolsable para administraciones con problemas financieros y los únicos que los han recibido en lo que va de la gestión macrista son Santa Lucía, Rivadavia y Caucete. Los dos primeros percibieron 8 millones de pesos cada uno por ese concepto y el departamento del Este se vio beneficiado con 3 millones.

Comentarios