Viernes 25 de Octubre de 2019

Frigerio aseguró que el resultado será más ágil que en las PASO y a las 21 se conocerán los primeros datos

El ministro del Interior brinda una conferencia de prensa sobre el operativo para los comicios del próximo domingo.

El ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, dijo hoy que está convencido de que estas elecciones van a "transcurrir en paz y con absoluta transparencia", y consideró que el escrutinio provisorio será "más ágil" que el de las PASO y que el de las anteriores elecciones presidenciales, en 2015, cuando concluyó avanzada la madrugada.


Dos horas después del inicio de la veda electoral, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, resaltó esta mañana en conferencia de prensa que los primeros datos del escrutinio provisorio de las elecciones de este domingo se conocerán "a partir de las 21 horas", y buscó despejar dudas sobre la transparencia del proceso electoral al asegurar que "esta va a ser la elección con mayor control por parte de la oposición".

En ese sentido, el ministro introdujo una novedad hasta hoy desconocida: "La Justicia Electoral ha decidido cambiar algunos presidentes de mesa en virtud de que se habían detectado que tenían alguna filiación partidaria".


"No es el Poder Ejecutivo el que designa las autoridades de mesa ni las autoridades de las escuelas. Es la Justicia Electoral. Nosotros no hemos tenido ninguna denuncia concreta, específica. Sin embargo, todo lo que tiene que ver con la fiscalización del proceso es una responsabilidad de los partidos políticos, no del Estado, dado el modo en que se sigue votando en la Argentina. Entiendo también que en algunos casos han modificado también a los delegados judiciales en las escuelas. Pero no son casos numerosos, son casos puntuales en algunas jurisdicciones", agregó Frigerio en el salón de los Pueblos Originarios, en la planta baja de Casa Rosada.


El dato toma relevancia porque el oficialismo denunció durante la campaña que hubo irregularidades en las elecciones primarias. De hecho, Juntos por el Cambio constituyó un equipo especial de 180 mil fiscales coordinado por el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich.


Según pudo saber este medio tras la conferencia de fuentes oficiales, fueron unas 10 mil las autoridades de mesa objetadas por el oficialismo por "filiación partidaria" de un total de 100 mil. La presentación se hizo tras cruces con el padrón electoral. "Hay distritos en los que sin embargo es difícil tomar cartas en el asunto porque el nivel de filiación alcanza altos porcentajes", detallaron desde el Gobierno.


Frigerio aseguró además que el Gobierno está a la espera de una resolución de María Romilda Servini, la jueza federal porteña con competencia electoral en todo el país, que en las primarias resolvió que los primeros resultados debían oficializarse con la carga del 10% de las mesas de la ciudad y la provincia de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba, los distritos con mayor incidencia.


"Nos parece que la mejor medida es respetar el horario de las 21 horas, más allá de que haya o no un 10%, pero vamos a respetar lo que determine la Justicia, que todavía no se ha pronunciado sobre esta cuestión. No hay resolución aún, eso puede correr un poco el horario de difusión. Tenemos expectativa de tener un nivel de escrutinio del 90% a la medianoche", abundó por su parte Adrián Pérez, secretario de Asuntos Políticos del Ministerio del Interior.


De la conferencia también participaron autoridades del Correo Argentino, el director Nacional Electoral y el comandante Nacional Electoral, Carlos Pérez Aquino, que dio detalles del operativo a cargo de las fuerzas de seguridad federales.


"Fue por lejos la elección más rápida de la historia", se defendió el funcionario en relación a las acusaciones de la oposición, en especial del PJ, que a través de su apoderado, Jorge Landau, planteó cuestionamientos al escrutinio provisorio que realiza el Ejecutivo.


"Se ha hecho un deporte en la Argentina, antes de cada elección, de siempre poner en duda la transparencia de un escrutinio. Y no me refiero a un determinado partido. Lamentablemente, por las dudas, siempre se denuncia fraude", machacó el ministro político de Mauricio Macri.


Y trató de llevar calma respecto de la incertidumbre económica de estas horas, y los posibles coletazos financieros después del domingo, de cara a los comicios que sellarán la suerte del Presidente y de Alberto Fernández, el candidato del Frente de Todos, trenzados en una cruda puja política.


"Esto tiene que ser algo normal, ya sea si este gobierno continúa cuatro años más o si hay un cambio de gobierno. Tenemos que transmitir todos los que tenemos responsabilidad política, tranquilidad. Lo mismo cabe para las denuncias sobre la transparencia de la elección. Nosotros entendemos que en una democracia madura los procesos electorales no tendrían que provocar este nivel de incertidumbre (económica). Esperemos que todos estemos a la altura de las circunstancias, y lo que hagamos, lo que digamos, contribuya precisamente a dar tranquilidad a nuestros ciudadanos", remarcó el funcionario, antes de partir para Olivos, en la previa de las elecciones.


"Para nosotros no corresponde, no suma nada", cargó con dureza el ministro.

Comentarios