San Juan 8 > Información General

Finalmente, Marcos Escajadillo no es investigado por la Justicia

El Poder Judicial de la Nación aclaró que no hay ningún expediente abierto contra el funcionario que fue acusado, por Carlos de Frade, de lavar dinero.

El Poder Judicial de la Nación aclaró a través de un documento oficial que no existen investigaciones contra el ex secretario de Seguridad Pública de Santa Fe, Marcos Escajadillo. De esa forma, se desmintió la noticia que dio a conocer el periodista Carlos Del Frade, que parte del justicialismo utilizó para criticar al socialismo por sus presuntos vínculos con el narcotráfico. El gobernador Antonio Bonfatti, en tanto, pidió un desagravio para el funcionario que hoy está en la Dirección de Protección Civil.

Te puede interesar...

El escrito firmado por el juez federal de San Isidro, Sergio Gabriel Torres, y por el secretario federal, Diego Iglesias, indica: “Conforme a los registros obrantes en este Tribunal, no tramitan actualmente, ni han tramitado en las secretarías Nº 23 y 24 de este Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Nº 12 investigaciones en las que haya sido involucrada persona alguna con la identidad de Marcos Enrique Escajadillo”.

Al respecto, el gobernador de Santa Fe Antonio Bonfatti se pronunció ayer respecto de las acusaciones periodísticas que vincularon al ex secretario de Seguridad provincial, Marcos Escajadillo, con el dinero proveniente del narcotráfico. Y pidió un “desagravio” para el ex número dos de la cartera que encabeza Raúl Lamberto.

Para Bonfatti, tales acusaciones “se hicieron para denostar al gobierno de Santa Fe, que en definitiva terminan denostando a todo Santa Fe”. En ese marco, sostuvo que “lo de Marcos Escajadillo fue realmente un ataque artero”. Se refirió así a las denuncias periodísticas que lo presentaban como una persona seriamente vinculada a una investigación por presuntas conexiones con narcotraficantes.

Bonfatti aclaró que “ahora el juez de la causa dice que no existe todo eso que le hizo tanto mal a una persona”, y no dudó en vincular tales acusaciones al clima electoral “para perjudicar a un gobierno”. A su vez, añadió: “Me preocupa Marcos Escajadillo. Porque el gobierno tendrá las herramientas para defenderse y la ciudadanía en octubre va a ir a votar porque sabe quiénes somos. Pero ahora, ¿cómo se lava el honor de una persona?”.

Según la versión periodística, el nombre del ex secretario de Seguridad provincial aparecía en una suerte de megacausa que lleva adelante el fuero federal desde el año pasado, que reúne varios casos en la ciudad de Rosario, que involucra a la cúpula policial saliente y en donde figuran apellidos destacados de bandas delictivas conocidas en los barrios rosarinos. Luego de que esas denuncias se hicieron públicas, Escajadillo se puso a disposición de la Justicia para cualquier tipo de investigación.

Después de conocida la noticia ningún dirigente de la oposición salió a arriesgar una opinión sobre lo sucedido. Buena parte del PJ y del PRO ya habían dado por cierta la noticia periodística y hasta citaron a Carlos Del Frade para que amplíe su investigación.

En ese encuentro, el propio trabajador de prensa anticipó que no había un expediente judicial sobre el caso en cuestión.