Comscore

PAÍS

Experimentaron con alimentos de la canasta básica: "No se puede medir la indigencia con un monto de dinero"

En diálogo con Canal 8, la licenciada en nutrición Florencia Demarchi, una de las voluntarias del equipo de científicos que busca cambiar la forma en la que se mide la pobreza en Argentina.

El Proyecto Czekalinski es un grupo interdisciplinario de personas que buscan cambiar la forma en la que se mide la pobreza en Argentina. Para esto, realizaron un experimento en el cual en cierto tiempo ingirieron los alimentos de la canasta básica y los resultados fueron contundentes. Varios de los voluntarios debieron abandonar el experimento porque sufrieron una pérdida de peso que de extenderse podría ser perjudicial para su salud. En diálogo con Canal 8, la nutricionista Florencia Demarchi, una de las voluntarias, aseguró que "no se puede decir que una persona está por encima de la línea de indigencia por un monto de dinero, le faltan muchas variables".



El trabajo consistió en dividir a los voluntarios en tres grupos: canasta básica; Guía Alimentaria para la Población Argentina y consumo normal. Los tres equipos debían consumir lo indicado para cada uno durante 6 meses, sin embargo los análisis que les realizaron a tres meses del comienzo del plan no fueron alentadores y debieron desistir.
"En mi caso descendí 5 kilos entonces el equipo médico me dijo que hasta aquí llegara porque puede ser que a largo plazo genere algún impacto en la salud", explicó la licenciada Demarchi. Respecto a las cantidades que propone la canasta básica, explicó que eran muy reducidas y monótonas. Tenían muchos carbohidratos y pocas carnes y verduras. "Tenía que organizarme mucho para comer, para poder respetar esas cantidades del proyecto. Sólo hacía cuatro comidas al día y era muy difícil hacer colaciones. La alimentación es mucho más que dar un listado de alimentos y un orden de precios", subrayó. Proyecto CzekalinskiLa Canasta Básica Alimentaria es el principal patrón de medición de pobreza en Argentina, y está compuesta por 58 alimentos que proveen 2.700 calorías diarias a un varón adulto de 30 a 59 años (eso sí, si sos mujer, te corresponde el 76% de esa cantidad).El precio mensual de esa canasta es la base sobre la que se calculan la Línea de Pobreza y la Línea de Indigencia que publica el INDEC cada seis meses. Esta es la Canasta que determina quién es pobre y quién no en la Argentina.Lo que vamos a hacer es poner a prueba la calidad nutricional de la canasta, y sus efectos en la salud física y mental de quienes la consuman. Concretamente queremos que la Canasta Básica Alimentaria sea abolida y reemplazada por la alimentación sugerida en las Guías Alimentarias para la Población Argentina (GAPA) de la Secretaría de Salud de la Nación.