San Juan 8 > Información General

Estas son las recomendaciones de los especialistas a los pequeños ahorristas

Aunque advierten que los vaivenes en la economía se mantendrán durante un tiempo, analistas financieros comparten su mirada para atravesar lo mejor posible estos meses turbulentos.

En momento de incertidumbre, alta inflación y posdevaluación, ¿hay alternativas para que los pequeños ahorristas no pierdan su poder adquisitivo? ¿Dólares o pesos? ¿Adelantar compras o esperar? No es tiempo de pronósticos o recomendaciones arriesgadas, más que nada cuando los especialistas financieros advierten que la "volatilidad" de la economía se mantendrá durante un tiempo. Sin embargo, varios compartieron su mirada sobre cómo transitar mejor estos meses turbulentos.

Te puede interesar...

Dólares o pesos

¿Es el momento de dolarizarse? "El tipo de cambio ya corrió mucho", aclaró Alejandro Bianchi, gerente de Inversiones de InvertirOnline. "La diferencia del tipo de cambio a los $34, que es como un techo que te da el tipo de cambio de convertibilidad ajustado por el stock de LEBAC, es de alrededor del 10 por ciento. La expectativa de una devaluación futura empieza a ser cada vez más baja, con una tasa de 40% en pesos", agregó el especialista, aunque al mismo tiempo reconoció que es difícil recomendar a un inversor una tasa en pesos cuando el dólar se dispara.

La volatidad se va a mantener muy alta en los próximos meses, advirtió Sabrina Corujo, jefa de research de Portfolio Personal. Sus recomendaciones varían según el perfil del inversor y el riesgo que está dispuesto a correr. "Para el que se siente cómodo, recomendamos mantener en promedio un 20% de la cartera en pesos, donde las opciones siguen siendo las LEBAC de corto plazo, donde están ofreciendo una tasa que va del 47% al 48% en el mercado secundario, una tasa real positiva muy importante", destacó. Para el porcentaje de inversiones en pesos también recomendó alguno de los bonos indexados por CER.

Consumo y precios

Para Mariano Otálora, especialista en planificación financiera personal, es un momento de "economía de guerra", si se tiene en cuenta que hace varios años que el salario no acompaña a la inflación. Es la oportunidad de aprovechar ofertas y de contratar servicios, que acomodan sus precios frente a la baja demanda. "Hubo una caída fuerte de ventas y hay precios que no siguieron al dólar, como la ropa, por ejemplo. Cuando la demanda está en baja, el precio lo puede poner el comprador. Es el caso de algunos servicios o para aprovechar si hay que hacer arreglos en la casa", señaló. Su principal recomendación, en el contexto actual, es endeudarse lo menos posible y no tomar deuda cara. "Las altas tasas se van a volver a acomodar", indicó.

"La mayoría de los argentinos, sin embargo, piensan cómo maniobrar sus ingresos hogareños para cubrir sus necesidades y viven muy fuera del mundo de la LEBAC y el dólar. Adelantar la compra de aquellos bienes de consumo masivo siempre necesarios, como bebidas y alimentos, con una inflación que se encuentra en la banda del 3% al 3,7% mensual en los últimos dos meses, puede permitir alcanzar ahorros de hasta el 15% de acuerdo a la categoría", señaló Damián Di Pace, de la consultora Focus Market. Solo en julio el aumento del suavizante para ropa fue de 14,3%, aceite 10,3% y puré de tomates 7 por ciento.

LEBAC, LETES y bonos argentinos

Para los inversores más conservadores, que no quieren salir del dólar, Bianchi señalo que las tasas en dólares son hoy atractivas. "Cualquier bono argentino a más de tres años rinde más de 10% en dólares. Es una tasa que, si se calman las cosas, tiene que volver a niveles del 7%", detalló. Además, los USD 50.000 millones del acuerdo con el FMI alejan la expectativa de default, por lo menos de acá a dos años, señaló el gerente de InvertirOnline.

Por su lado, Corujo advirtió que se debe mirar con atención cómo se va armando el mercado de LETES. El Gobierno anunció este martes una nueva licitación, pero hay que ver cómo se acomoda y si va tomando liquidez en el mercado secundario. "Si se mantiene la curva de la LEBAC actual, también debería ser un instrumento que va a garantizar una tasa positiva en términos reales medida contra la inflación", agregó la especialista.

"Dados los precios que tienen los bonos, apuntaría al Bonar 2024, que está rindiendo arriba del 10% anual y en donde para nuestra visión los fundamentos siguen dando realmente que no vamos a un escenario de cesación de pagos.

(Fuente: Infobae)