Comscore

POLICIALES

Estafa al Foro de Abogados: eximieron de prisión al contador y se presentó a declarar

Luego de que el juez le concediera la libertad hasta que se resuelva su situación procesal, Ernesto Manuel de León, el profesional acusado por la falsa bomba en el Cívico, se presentó en Tribunales para la indagatoria.


Luego del escándalo que se desató por presuntas estafas reiteradas al Foro de Abogados por parte del contador Ernesto Manuel de León (39), el imputado se presentó ante el juez pero antes le otorgaron la eximición de prisión. La Fiscalía solicitó una nueva pericia que será clave para la investigación.

Leé: Creen que el contador que fue preso por la falsa bomba en el Cívico se "autoindemnizó" con medio millón
Estando internado en una clínica psiquiátrica, tras sufrir un episodio, el abogado de De León presentó una eximición de prisión al juez para evitar que terminara preso luego de declarar. Finalmente, el titular del Tercer Juzgado de Instrucción, Guillermo Adárvez, resolvió concederle el pedido y se fijó la audiencia de indagatoria. En la jornada del jueves, De León se presentó junto a su defensor en Tribunales y fue imputado por estafa, sin embargo, decidió abstenerse y no dar su versión de los hechos.

Leé: El contador acusado de la falsa amenaza de bomba fue internado en una clínica psiquiátrica
En un principio, la denuncia del Foro de Abogados detalló un faltante de más de medio millón de pesos que se había transferido De León, pero esa exposición fue ampliada a un estimativo cercano a los 2 millones de pesos. Actualmente, el faltante denunciado en la estafa había ascendido a 8 millones de pesos, según informaron fuentes de la investigación a este medio. A partir de esto, el fiscal Carlos Rodríguez solicitó a la Corte de Justicia designar a un perito contable para determinar de cuánto fue efectivamente el fraude, prueba que podría ser clave en el curso de la investigación.

Leé: Embargan con $300 mil al contador acusado de ejecutar la amenaza de bomba
De León ingresó al Foro de Abogados en el año 2011, cuando estaba al frente Marianela López. Se mantuvo vigente su contrato hasta que ocurrió, en julio de este periodo, el hecho que lo mantuvo en la mira de la Justicia. El supuesto llamado con la falsa amenaza de bomba en el Centro Cívico y la Legislatura provincial, dos edificios concurridos por más de 10.000 personas. Por este hecho, la Justicia lo embargó en septiembre pasado por 300 mil pesos y lo procesó por intimidación pública, sin prisión preventiva.