Comscore

AMOR DE CHOCOLATE

"Así, con vos, toda la vida", el mensaje de Rocío Marengo para el hermano de Ricardo Fort

Mientras muchos medios especulaban sobre una separación, Rocío Marengo se despachó con una foto muy linda junto a su novio, Eduardo Fort, y le dedicó unas bellas palabras: "Así, con vos, toda la vida".

Marengo y Fort ocultaron el romance durante mucho tiempo y recién blanquearon hace algunos meses. No se fotografían mucho y mantienen un gran respeto dado que él tiene hijos y se separó de la madre de ellos.

“La ruptura fue un rumor. Lo dijeron en un programa de televisión y es totalmente falso. No cortamos. Desde que sé cocinar, siento que no se me escapa más, ja. Está fascinado. Siempre me apoyó en mi carrera. Se bancó muchas cosas de mi carrera. Siento que este proyecto de MasterChef es el que más le gustó. Me siguió día a día y me pregunta constantemente de mi experiencia allí, ja”, aseguró la intérprete ni bien tomó la palabra.

Asimismo, Rocío hizo hincapié en que nunca quiso esconder su relación con Fort. “Es un horror pensar que estábamos ocultos. Yo tenía una relación normal de pareja. Obvio que no me iba a meter en las fiestas de las revistas con él, pero mi familia, mi entorno, todos sabían. A comer en Cañitas, voy dos o tres veces por semana e iba siempre conmigo. Traté de que los periodistas no supieran tanto”, manifestó.

Sin escatimar en sus dichos, Marengo sumó: “Él no me pedía nada. ¿Qué ganaba yo mostrándome con él? Él es perfil bajo, yo trabajo sin la necesidad de estar hablando de él. No sentíamos que sumaba contarlo. Al contrario, si nos veían juntos, seguramente iban a tratar de separarnos. De hecho, pasó. Hablé públicamente de él, el año pasado, y ya cada dos por tres publican que nos separamos y que hay terceros en discordia, algo que es falso”.

Para cerrar, la actriz dio los motivos por los cuales mantenían un perfil bajo. “Fue más que nada por los hijos, era lo único que nos importaba como pareja. Queríamos que se enteren cuando la relación estuviera completamente consolidada y seria. Imaginate lo cuidadosos que fuimos, que no le decíamos que eran novios. La nena, que es vivísima, me decía: ‘Son novios’. Yo le decía que éramos amigos, ja. Ya después todo cayó de maduro y se dieron cuenta. Todo fluyó y se dio. Él lo hizo espectacular al trabajo de comunicarse con sus hijos”, finalizó.