San Juan 8 > Espectáculos

Sole se robó a un dúo de hermanos que le recordó a sus comienzos con Natalia

La Voz Argentina está por finalizar una de las etapas cruciales del certamen: las batallas. Y en este contexto, los coachs están aprovechando los últimos días para robarse entre ellos los participantes más talentosos, con el objetivo de ganar el reality de canto más exitoso. Así sucedió este domingo con unos de los concursantes del team Mau y Ricky, que se terminó llevando Soledad Pastorutti a último momento y de forma inesperada.

Todo comenzó en la batalla que disputaron Pablo, de 33 años, contra los hermanos Alexis y Fabrizio Albarracin, de 19 y 24 años. Los tres interpretaron Dolería, justamente, un tema de los hermanos Montaner. “Marley, es complicado este momento para nosotros, pero esta batalla la ha ganado Pablo”, sentenció Ricky. Acto seguido, el conductor dio paso a que el resto de los coaches puedan robar al dúo que estaba por ser eliminado. Sin embargo, todo parecía indicar que no continuarían en el concurso.

Te puede interesar...

“Muchas gracias por esta oportunidad, antes de subir estaba casi llorando porque no podía creer que estemos acá. Le agradecí a Dios y pensé en mi familia, en el privilegio de ser tantos y que la música esté en nuestra familia. No podía creer la paz que me generaba, no sentía nervios ni nada. Estar acá es algo que nunca imaginé”, dijo uno de los participantes.

Acto seguido, los hermanos fueron a saludar al jurado para despedirse y, justo después de chocar puños con La Sole y ya casi por abandonar el estudio, la cantante folklórica apretó el botón de robo ante la sorpresa de todos en el estudio. Sin poder creerlo, los concursantes se agarraron la cabeza y los intérpretes de 3 de la mañana celebraron la actitud de su colega. “¡Vamos, Sole!”, festejó el jurado. “No los puedo abrazar, pero no saben cómo me gustaría, les doy una mano a cada uno. Bienvenidos a mi equipo”, expresó la cantante oriunda de Arequito. “¿Se puede robar ya?”, bromeó Ricardo Montaner, en clara señal de también querer a los participantes. “¡No, basta, se quedan acá!”, expresó Pastorutti. Y el cantante argentino-venezolano respondió: “Te los voy a quitar, Sole”.

Ya en un tono emotivo, la coach se dirigió a sus nuevos participantes: “Gracias por ser un ejemplo de hermanos que se quieren, que cantan y que están en las buenas y en las malas apoyándose. Los quiero en mi equipo”. A modo de chiste, fue Lali Espósito quien simuló detener a Montaner. “¡Dale, váyanse, váyanse! ¡Salgan, salgan!”, gritó. En el backstage, Sole dio el motivo de su decisión: “Fue un robo pensado con el corazón, me hicieron acordar a mis comienzos con mi hermana Natalia, que se entienden mirándose”.

El último viernes, otro “robo” había sorprendido en el el reality de Telefe, pero esa vez fue del intérprete de Me va a extrañar a Pastorutti. Francisco Giovos y Ezequiel Pedraza, los cordobeses integrantes del team Mau y Ricky, brillaron en su interpretación de Yo no sé mañana y pusieron en aprietos a los hermanos. Después de un largo debate, terminaron eligiendo al primero, aquel que había cautivado con una serenata a Lali Espósito.

“Están habilitados los robos”, anunció el conductor y fue lo que esperaba Soledad para apretar el botón y sumar al joven riocuartense de 26 años, que con los ojos llenos de lágrimas, se llevó la mano al corazón en modo de agradecimiento. “Yo sí sé mañana, cómo te va a ir a ti”, cantó la jurado, adaptando la letra de la canción de Luis Enrique y celebrando la nueva incorporación para su equipo. Sin embargo, a su derecha, mientras Ezequiel se esforzaba para decir unas palabras de ocasión, Montaner aguardaba agazapado el momento para pegar el zarpazo. Después de que la de Arequito le diera formalmente la bienvenida, y cuando el joven ya había salido de cuadro, el intérprete de Soy feliz dejó caer la palma de su mano sobre el botón generando una verdadera revolución.