Espectáculos
Domingo 01 de Diciembre de 2019

Rodrigo de la Serna habló de su separación con Érica Rivas: "Fue muy doloroso"

A los 33 años, el actor se separó de la mamá de su hija. Una década después, admitió que fue el momento en el que se sintió más solo y angustiado.

Cuando Rodrigo de la Serna tenía 33 años, tras meditarlo durante mucho tiempo, se separó de Érica Rivas, la mamá de hija. Hoy por hoy, el actor vive un pleno presente con su pareja, Ludmila Romero, con quien también fue papá (y está esperando otro bebé), pero no olvida lo triste que se sintió cuando le puso un punto final a su romance con la actriz.

En PH, Podemos hablar, Rodrigo de la Serna se refirió al momento de su vida en el que se sintió más solo. Y admitió que se dio cuando se separó de Érica Rivas. "Quiero rescatar la soledad, es bueno estar solo por momentos. Uno aprende muchas cosas de sí mismo. Siempre me encargué de que mi vida estuviese rodeada de gente, ruido, alegría y quilombo. Pero claro, me he sentido muy solo en alguna oportunidad", comenzó diciendo.
rodrigo.jpg

Y fue a fondo: "Fue cuando me separé de Érica. Nosotros vivíamos en un pueblo, tuvimos una hija cuando yo tenía 23 años y vivimos once años juntos, en familia. Una familia preciosa. Pero cuando la decisión ya estaba tomada, me obligué a mi mismo a irme".


¿Cómo era la casita en la que se refugió? Pequeña, alejada de todo y en medio de un "pantano". "Quedaba en Escobar, en las afueras, casi llegando al Paraná. Una soledad... Buenísima, pero en primavera. Y era invierno. Un hogar prendido con leña, un poncho... ", detalló el actor.


Ante la mirada atenta de los presentes, admitió que la experiencia, finalmente, fue buena: "Me hice cargo de muchas cosas, reflexioné mucho sobre mi vida, gané perspectiva. Rescato ese tiempo, aunque fue duro; durísimo. Fue una especie de renacer, pero a los 33 años". Y para desdramatizar, finalizó: "Igual, fue genial". No hay mal que por bien no venga...

Comentarios