San Juan 8 > Espectáculos

More Rial lo hizo de nuevo: volvió a hacer topless en las redes y dijo que le costó mucho aceptarse

A pesar de que pudo lograr ese cambio que tanto deseaba, Morena Rial no se olvida de sus épocas más tristes. Le hacían la vida imposible por sus kilos de más y en el colegio hasta llegaron a tirarla por las escaleras. En julio de 2016 quiso ponerle freno a las críticas y le comentó a su papá que deseaba hacerse el bypass gástrico, y desde entonces todo cambió. Las pruebas de esa soñada transformación están en sus redes sociales, donde ahora volvió a hacer topless para hablar del calvario que pasó.

La hija del conductor de Intrusos se desnudó frente al espejo y le contestó a aquellos que la agreden detrás del celular o la computadora. “Esta soy yo, este es mi cuerpo, al que le moleste que no me mire, al que le pique que se rasque. Me costó mucho aceptarme y amarme, para que pelotud* sin vida quieran hacerme daño, pero acá estoy. A veces con vergüenza, pero siempre dando la cara y con la frente en alto para recibir todos los golpes y que nada me derribe”, expresó.

Te puede interesar...

 Embed      

Luego, señaló que lleva con mucho orgullo las marcas y cicatrices que le quedaron por adelgazar y las cirugías reconstructivas: “Me hicieron ser la mujer que soy hoy, y me siento orgullosa de haber podido lograr el cambio que logré en mi, y poder ayudar a la gente a ver la vida de otra forma y darles fuerza para que sepan salir adelante. De todo se sale, siempre se sale. Vivan y dejen vivir loco, la vida es una. Soy mujer, soy fuerte, soy real”.

Días atrás, cuando compartió su primera foto al borde de la censura con una bombacha diminuta y tapándose las lolas con los brazos, le dijeron que era una mala madre, La joven se sacó de quicio y les paró el carro enseguida a los haters. “Para todos los pelot... que me bardean, que me dicen pelot..., que se sienten más. Nada, les quiero decir que me chup... un huevo y que les deseo lo mejor. Les mando besos, que la vida los premie siempre con lo mejor. Después también les quería decir que vivan y dejen vivir, chicos. ¡Qué ganas de romper la pelot...! Yo subo la foto que quiero, por ser madre no tiene nada de malo. No me cambia en nada lo que me digan”, disparó enojada.

 Embed      

A principios de septiembre, la mediática sorprendió con una serie de fotos de su pasado. Llegó a pesar 145 kilos y su vida se convirtió en un infierno por el bullying que no solo sufría en el colegio. Según contó en varias entrevistas, su mamá -Silvia D’Auro-, la sentaba a ver Cuestión de peso y le decía que iba a terminar como participante.

(TN)