Espectáculos
Lunes 29 de Enero de 2018

Los Grammy fluctuaron entre los casos de abuso y la oposición a Trump

Algunos de los momentos claves tuvieron que ver con el movimiento #MeToo y el apoyo a los inmigrantes

La edición 60 de los Grammy, que se celebró este año excepcionalmente en Nueva York, arrancó con una presentación bien política del rapero Kendrick Lamar, que fue uno de los ganadores de la noche de este domingo.

Aquí cinco momentos memorables de la gala de los premios más importantes de la música.

#MeToo y #TimesUp
Los movimientos contra el acoso sexual y a favor de igualdad para las mujeres tuvieron un espacio importantísimo en la ceremonia, comenzando porque las estrellas vistieron el broche de Times Up y rosas blancas en solidaridad.

Un momento vibrante fue el de Janelle Monae y Kesha cuando esta última interpretó "Praying", un testimonio contra el productor Dr. Luke, al que acusa de haberla violado. Su presentación generó una ovación y algunas lágrimas en el público.

Oposición a Trump
El Grammy expresó además su apoyo a los inmigrantes, amenazados por las políticas del presidente Donald Trump.

La cantante cubano-mexicana Camila Cabello, autora del éxito "Havana", defendió a los "dreamers" (soñadores), como son llamados los indocumentados que llegaron al país de niños traídos por sus padres y que hoy corren riesgo de deportación. Y dio paso a una presentación de la banda U2 en el río Hudson con la Estatua de la Libertad, un símbolo de la inmigración en Estados Unidos, de fondo.

La excandidata presidencial Hillary Clinton -que perdió la elección ante Trump- tuvo una participación sorpresa en un sketch en el que celebridades leían extractos del polémico libro "Fuego y furia" sobre el primer año de Trump en la Casa Blanca.

Homenaje a Jay-Z
Si Beyoncé fue la gran perdedora de los Grammys pasados, este año lo fue su marido, que llegó a la gala con el mayor número de nominaciones, ocho, pero se fue de ella sin ninguna estatuilla.

Sin embargo, el rapero recibió un homenaje de grandes nombres de la noche como Kendrick Lamar y Bruno Mars, que agradecieron su influencia en la música.

"¡Jay-Z presidente!", lanzó incluso Lamar.

Alessia Cara, de la ducha al Grammy
La canadiense de 21 años, autora del éxito "Scars to Your Beautiful", desafió las probabilidades al ganar artista revelación del año.

"He estado imaginándome ganando Grammys desde que era una niña, por ejemplo en la ducha", expresó la joven cantante, que comenzó subiendo videos en internet con sorprendentes imitaciones de cantantes famosos como Amy Winehouse o Taylor Swift.

Grammys neoyorquinos
¿Volverán los Grammys a Nueva York? Deben volver en 2019 a Los Ángeles, aunque muchos invitados aplaudieron el regreso de la ceremonia a la Gran Manzana después de 15 años y expresaron sus ganas de que se queden allí.

"Creo que Nueva York es más la ciudad de la música y Los Ángeles del cine", dijo el rapero Ice-T.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, prometió que luchará para que así sea.