Espectáculos
Martes 15 de Octubre de 2019

Los amores de Cacho Castaña: el cantante y su fama de seductor

La lista de amores de Cacho Castaña, famoso seductor, es una de las más extensas del ambiente artístico. Entre las mujeres que conquistó figuran desde las desconocidas Dorita y Alicia, de su primera juventud, hasta las más famosas como Susana Giménez y Mónica Gonzaga, pasando por Jorgelina Aranda, Diana María, Selva Mayo y Pochi Grey, entre otras. Y también con Silvia Peyrou, con quien protagonizó un escándalo por un supuesto hijo de la vedette que, más tarde, se comprobó, no era hijo de Cacho.

Fiel reflejo de su condición de conquistador innato es la seguidilla de películas que protagonizó en el cine, haciendo de galán atorrante y querible: Los éxitos del amor, La carpa del amor, La playa del amor, La discoteca del amor y Ritmo, amor y primavera, todas entre 1979 y 1981.

Su fama de seductor serial estaba en su apogeo en ese momento. "Soy un pobre objeto sexual, te usan y te tiran. Y uno sigue siendo un lírico en el fondo porque no cree en ellas, uno va con ellas a la cama, esperanzado en que no se termine ahí pero no, te dejan en la puerta de tu casa y al otro día, por ahí, ni te llaman. Es terrible", confesó, enamoradizo eterno.

Con Mónica Gonzaga (con quien vivió cuatro años), continuó la amistad. Inclusive en los últimos tiempos, cuando Cacho estuvo en el centro de las polémicas por sus desafortunadas frases sobre las mujeres, la propia Mónica salió a defenderlo y a tratar de explicarlo.

A pesar de que, después de algunas rupturas, admitió haberse deprimido y aislado (pro poco tiempo), nunca dejó de apostar al amor. Las últimas mujeres que estuvieron a su lado fueron mucho más jóvenes. Con Andrea Sblano, psicóloga, 38 años menor que él e hija de uno de sus mejores amigos, se casó y hasta se animó a un emprendimiento textil compartido (ropa para nenas, Las Castañitas). Antes del casamiento con Andrea había dicho, sin medias tintas: "El viagra es maravilloso, el mejor invento del siglo que está salvando muchos matrimonios".



Se habían casado en 2006, en el Registro Civil de Belgrano. Una vez separados, siguieron en excelente relación (además de que ella llevaba sus cuentas). Posteriormente conoció a su última novia, Marina Rosenthal, otra psicóloga, también 34 años más joven. Se casaron en agosto de 2016, poco después de la presentación de la autobiografía Vida de artista en el Maipo. Marina lo acompañó en todo momento, aún los más duros.

Pero, en definitiva, Cacho Castaña pudo afirmar en voz alta: "Las amé a todas".

Fuente: clarin

Comentarios