Espectáculos
Lunes 18 de Noviembre de 2019

La nueva serie con Jennifer Aniston pone el foco en el movimiento #MeToo

La actriz volvió a la televisión en "The Morning Show", junto a Steve Carell y Reese Witherspoon, después de haber interpretado durante más de una década a Rachel en la clásica "Friends".

Una dupla histórica de un noticiero matutino se rompe abruptamente por denuncias de conductas sexuales inapropiadas del conductor que, por decisión del canal, es desafectado de su labor.


Inmediatamente, el foco de The Morning Show, una de las primeras cuatro series producidas por el servicio streaming Apple TV+, se posa sobre la conductora Alex Levy (Jennifer Aniston​) que ve cómo de la noche a la mañana su mundo cotidiano muta. Ella es quien debe ponerse al hombro el anuncio delante de las cámaras de lo ocurrido con su compañero, intentando esbozar su mejor cara, aunque por dentro todo sea caos y confusión.


Los hechos ocurren en Nueva York, poco tiempo después que estallara el #MeToo y una de las más grandes denuncias en la industria audiovisual contra el empresario y productor cinematográfico, Harvey Weinstein​.


"No hice nada, todo fue consentido, esto es por culpa de Weinstein y vos lo sabés", dice Mitch Kessler, el conductor acusado interpretado por Steve Carell​.


En este punto, los realizadores de la serie se meten en los engranajes de la condena social a personajes públicos que son apartados de sus proyectos antes de que haya una determinación judicial.


"Estamos actuando demasiado rápido para juzgar a los hombres en la corte de la opinión pública...Todo el movimiento #MeToo es probablemente una corrección desmedida por siglos de mal comportamiento, con lo que hombres más iluminados como vos y yo no tenemos nada que ver", dice el productor general del noticiero Chip Black (Mark Duplass) al personaje de Carrell.


Para la directora de la serie, Kerry Ehrin no fue una decisión fácil incluir ese tipo de líneas de diálogo, aunque en diversas entrevistas reconoció que son conversaciones que no sólo se dan en foros privados, sino también al interior de los medios de comunicación.


Esas escenas de The Morning Show aportan un nuevo punto de vista, aunque jamás toman partido por el acosador, siempre dejan en claro que apoyan a las víctimas y denunciantes. Lo que sí logran es generar un clima incómodo para el espectador y, de alguna manera, expone cómo la industria todavía no sabe cómo manejar los casos de acoso sexual.


Compuesta de diez episodios, The Morning Show nos sumerge en el mundo de las noticias, el vertiginoso ritmo de la televisión en vivo que no sólo atraviesa una de sus más grandes crisis, sino que además arrastra bajas en el rating desde hace años.


Jennifer Aniston hace su regreso triunfal a la pantalla chica después de haber interpretado durante una década a Rachel Green en la mítica sitcom Friends​. No es fácil sacarse ese traje, ponerse uno nuevo y encima gustar, pero su personaje de esta presentadora madura que lucha contra la competencia de cronistas más jóvenes y se planta frente a empresarios insensibles, lo logra ampliamente.

A kilómetros de distancia de esta crisis en West Virginia, la reportera Bradley Jackson (Reese Witherspoon, quien hace más de una década había interpretado a la hermana de Aniston en Friends) también está envuelta en el drama. Vive con su madre y su hermano adicto, y después de ser protagonista de un video viral donde estalla de furia en una protesta frente a una mina de carbón, tiene la posibilidad de ser reclutada por la cadena en la que trabaja Aniston para ser su nueva dupla...o quizás reemplazarla.


Hasta ahora hay cinco episodios disponibles, los restantes se estrenan semana a semana en Apple TV+, quien ya confirmó una segunda temporada.

Comentarios