Espectáculos
Jueves 12 de Septiembre de 2019

Iván de Pineda enamorado de Argentina

El modelo y conductor Iván de Pineda, quien iniciará mañana por la pantalla de TNT la segunda temporada de "Un Pequeño Gran Viaje en 48 horas", aseguró que "Argentina tiene algo mágico" y lo mostrará en el programa donde planifica, recorre y descubre distintos destinos argentinos y dos ciudades estadounidenses en breves viajes de dos días.



La propuesta es particular y De Pineda, un experimentado viajero dentro y fuera de los sets televisivos, dice que para entenderla "es necesario salir de la ecuación tiempo".


"Abastraigámonos de eso, podés hacer un viaje, invertir mucho tiempo y no llevarte nada y, por el contrario, en muy poco tiempo podés llevarte mucho; acá llevamos a la televisión un viaje completo en un corto período, en el que vas a poder conocer, sorprenderte, ilusionarte, divertirte", completó De Pineda, que en la actualidad conduce "Pasapalabra" por El Trece.


"Un viaje corto no significa rápido, cada uno decide cuánto tiempo pasa en cada lugar y ese reloj interno es muy personal, lo bueno es volver al sitio de donde saliste habiendo sentido una epifanía personal, un momento muy particular en un lugar determinado: 'esto me voló la cabeza', 'este lugar me pareció increíble', 'tal comida fue inolvidable' junto con el marco geográfico, la cultura del lugar, la interacción con gente de otra idiosincrasia; eso es un viaje, después no importa si duró un mes o 48 horas", agregó.


Siguiendo el entramado de un viaje que es breve pero, aclara, no relámpago, De Pineda agrega: "La vida es una cuestión de decisiones".


"Cuando visitamos un lugar decidimos adónde vamos de acuerdo a la subjetividad de cada uno y en este plano en esas 48 horas vos tenés que elegir qué cosas te gustaría conocer y hacer".


La recorrida de Iván comenzará este viernes por Jujuy con epicentro en la Quebrada de Humahuaca, visitando en 48 horas las Salinas Grandes para después ir a Purmamarca con fondo del Cerro de los Siete Colores, hacer noche en Tilcara y terminar en la propia Quebrada.


En ese tiempo visita los lugares, entra en contacto con la gente del lugar, disfruta la gastronomía, realiza alfarería, desayuna en una pampa del altiplanto junto a unas llamas y luego emprende el regreso a Buenos Aires.


Después visitará Corrientes, Mendoza, San Juan, Puerto Iguazú, Entre Ríos, Bariloche y Ushuaia, entre otros destinos argentinos, además de las ciudades de Los Angeles y Las Vegas en Estados Unidos.



"No necesitás irte a las antípodas y ser un Indiana Jones moderno para sentir la experiencia del viaje, sobre todo en un país que tiene algo mágico como Argentina que es increíble a nivel escénico pero también por su diversidad cultural, su riqueza gastronómica y donde podés hacer distintos trazados de norte a sur y de este a oeste", remarca quien arrancó su carrera viajando, pero como modelo de las más destacadas firmas internacionales.


"En el mundo hay lugares increíbles pero acá, en el país, también y lugares que por ahí no encontrás en otro lado, pero eso está bueno conocer lo que tenés cerca", remarca.


Comentarios