Espectáculos
Domingo 17 de Noviembre de 2019

Historias de amor en Hollywood que tuvieron un trágico final

La aparición de Keanu Reeves con Alexandra Grant, su nueva pareja tras décadas de duelo por la muerte de su novia e hija, nos recordó que no fue la única estrella del cine y la televisión que vivió y sobrevivió a la pérdida de la persona más amada

Se juraron amor eterno, pero tragedia los separó. Mientras Matrix era un éxito, Keanu Reeves perdió a su hija y a su novia, Jennifer Syme. Lea Michele quedó devastada cuando su novio Cory Monteith fue encontrado sin vida en un hotel de Canadá tras una sobredosis. Meryl Streep al igual que John Travolta estuvieron al lado de las personas que más amaron hasta su último aliento. Pierce Brosnan intentaba recuperase de la muerte de su esposa Cassandra Harris cuando otra partida lo dejó destruido. Lamentablemente, el "y vivieron felices para siempre" no se cumplió para estas parejas del cine y la televisión.

Los actores se enamoraron en el set de la comedia musical televisiva Glee. El romance entre entre Finn Hudson y Rachel Berry traspasó las pantallas y fue una de las relaciones más seguidas por el público adolescente. Pero todo llegó a su fin el 13 de julio de 2013 luego que Cory fue encontrado sin vida en un hotel de Vancouver.

Monteith - que recientemente había salido de rehabilitación por abuso de sustancias-tenía programado pagar la factura del hotel temprano ese mismo día, pero al no presentarse, el personal del hotel entró a su habitación y descubrió su cuerpo en posición fetal en el suelo.

La causa de su muerte a los 31 años fue por una sobredosis de alcohol y heroína. Lea quedó devastada. Días más tarde, se tatuó las últimas palabras que le dijo su novio: "If you say so" (si tú lo dices) .

En el episodio "The Quarterback", que se estrenó el 10 de octubre de 2013, sirvió como un tributo a Monteith, centrándose en la muerte del personaje de Finn Hudson.

Cory tenía previsto pedirle matrimonio a la actriz en su cumpleaños, o sea, un mes y medio después de su deceso. La noticia golpeó duramente a Lea, quien se refirió al tema en octubre de 2017: "Despierto todos los días pensando que estuve en algún tipo de hechizo o sueño.Tuve la fortuna de tenerlo en mi vida. Siento que la manera en que murió es algo insignificante a comparación de quien fue en vida. No había mejor hombre que Cory, así que por el tiempo que estuve con él, me considero muy afortunada".


Pese a que Lea rehizo su vida junto al empresario Zandy Reich, con quien se casó en marzo de este año, no ha dejado de recordarlo de forma pública. En el sexto aniversario de su muerte, Michele compartió una pequeña dedicatoria al fallecido intérprete. "La luz siempre permanece", escribió junto a una fotografía en la que se ve el cielo.

En 1977, Pierce se enamoró de la actriz australiana Cassandra Harris (quien había trabajado en filmes de cierto éxito internacional como The Greek Tycoon, con Anthony Quinn y Jacqueline Bisset) y tres años después se casaron. Fueron padres de Sean, que nació en 1983. El cuadro familiar se completaba con Charlotte y Christopher, los hijos que ya tenía su mujer de su primer matrimonio. Pierce decidió adoptar a los hijos de Cassandra luego de la muerte del padre de los chicos. Pero una tragedia inesperada derrumbó esa felicidad: Harris fue diagnosticada de cáncer de ovarios en 1987 y luchó contra la enfermedad hasta que falleció el 28 de diciembre de 1991, a los 43 años.

"Le dimos batalla desde la hora cero. El tumor era muy grande, pero Cassie no era una mujer de dejarse morir. Hicimos todo lo posible, explicó alguna vez el actor. "Fue una bendición haberla conocido. No nos quedó nada por decirnos. Ella fue mi todo", dijo poco después del funeral.

Se tomó algunos años en volver a formalizar con otra mujer. "El sexo es importante. Lo practico cada tanto, pero el amor es otra cosa", admitió varios años después de enviudar.


Y una vez volvió el amor. Keely Shaye Smith, una reconocida periodista, productora y presentadora de televisión, le devolvió las esperanzas en 1994 en una playa de México. En 2001, una década después de la muerte de su primera esposa, Pierce y Keely contrajeron matrimonio en Irlanda. Juntos tuvieron a Dylan Thomas y a Paris. Todo iba bien, pero doce años después, nuevamente el dolor se apoderaría del actor: su hija adoptiva Charlotte también moría de cáncer de ovarios, el 1 de julio de 2013, a la edad de 41 años.

Los actores se conocieron mientras participaban del elenco de la obra de Broadway, Anna Christie. La conexión fue inmediata, se enamoraron rápidamente y se casaron en 1994. En 2009, Richardson viajó junto a uno de sus hijos hasta Quebec (Canadá) donde pasarían sus vacaciones de invierno. Cuando se preparaba para esquiar por una pista para principiantes sufrió una caída. Al principio no le hizo caso y no quiso recibir asistencia médica. Incluso llamó a su esposo para contarle lo sucedido, pero poco después se sintió mal y acudió al hospital pero ya era demasiado tarde.

Richarson entró en coma a las pocas horas y falleció días después, el 18 de marzo, producto de un traumatismo craneal. "Me acerqué a ella y le dije que la amaba", recordó Neeson sobre los últimos segundos que compartió con la madre de sus dos hijos.

Algunos años más tarde, el actor dio una entrevista donde señaló lo duro que ha sido recuperarse de la pérdida de su mujer: "Durante los dos primeros años después de su muerte, cada vez que oía abrirse la puerta pensaba que era ella".

Diana Hyland, en 1976, comenzó un romance con el actor John Travolta después de que ambos se conocieran en la película El chico en la burbuja de plástico. Él tenía 22 años y hacia delirar a las adolescentes, ella ya era una actriz consagrada de 40 años. Pese a la diferencia de edad, tuvieron una gran historia de amor.

Mucho tiempo después John recordó esa relación. "Nunca estuve más enamorado de nadie en mi vida. Pensé que había estado enamorado antes, pero no. Desde el momento en que la conocí me sentí atraído".

Ni los comentarios maliciosos o escépticos ni la diferencia de edad pudieron contra el amor que sentían. Travolta compartía su vida con Diane y su hijo.

Cuando le llega el papel de Tony Manero en "Fiebre de sábado por la noche", el actor atravesaba un dolor infinito.

Lamentablemente, en 1977 la actriz fue diagnosticada con cáncer de mama, motivo por el que sufrió una mastectomía;pese a ello, el cáncer avanzó y su salud se deterioró rápidamente. En apenas unas semanas se consumió la vida de la actriz. Cuando se acercaba el final, John se quedó junto a la mujer que amaba. La sostuvo de su mano hasta su último respiro el 27 de marzo de 1977 en Los Ángeles, California.

En 1998, Keanu Reeves asistió a una fiesta en la que conoció a Jennifer Syme, una joven de 26 años que trabajaba como asistente del director David Lynch. Se enamoraron y al poco tiempo ella quedó embarazada de una niña a la que llamarían Ava. Pero pronto llegaría el primer golpe: en diciembre de 1999, a los ocho meses de gestación, la bebé nació muerta. Esta tragedia hundió a Jennifer Syme en una profunda depresión y a las pocas semanas la pareja se separó, aunque siguieron estando muy cerca.

El 2 de abril de 2001, Syme falleció en un accidente de tránsito, al estrellarse contra varios vehículos que estaban estacionados. Se había retirado de una fiesta de Marilyn Manson. Tenía 28 años. Más tarde, la madre de Syme acusó a Manson de haberle facilitado sustancias que contribuyeron a la muerte de su hija, algo que el cantante negó una y otra vez.

En 2006, Keanu Reeves se refirió a estos hechos trágicos que marcaron su vida: "El duelo cambia de forma, pero nunca se termina", dijo a la revista Parade. Y agregó: "La gente tiene la idea errónea de que puedes lidiar con esto, pero se equivocan. Cuando las personas que amas no están, estás solo".

El protagonista de "John Wick" ya había sufrido la pérdida de su mejor amigo, el actor River Phoenix, en 1993. Además, luego del éxito de Matrix, su hermana Kim fue diagnosticada con leucemia, enfermedad que ya había superado cuando era niña. Kim logró recuperarse y desde entonces su hermano colabora con instituciones que luchan contra el cáncer.

Al actor, de 55 años, le llevó muchos años volver a apostar al amor por ello es que llamó tanto la atención cuando apareció tomado de la mano de su novia, la artista plástica Alexandra Grant , en una gala en Los Ángeles. Fue la primera vez en décadas que se mostraba en público con una pareja.

Christopher Reeve conoció a Dana Morosini cuando la joven estaba actuando y cantando durante el Festival de Teatro de Williamstown en un bar nocturno. Su noviazgo comenzó poco tiempo después de que se conocieron, cinco años más tarde, el 11 de abril de 1992, se casaron.

El 27 de mayo de 1995, la vida del actor cambió para siempre luego de sufrir un accidente durante un concurso de equitación con salto de obstáculos. Él cayó de cabeza de su caballo y quedó con parálisis en todo el cuerpo. Los médicos salvaron la vida de Reeve pero anunciaron que la lesión era de carácter irreversible. Tras ser sometido a una peligrosa operación, sólo pudo recuperar la movilidad de los dedos de su mano izquierda, que consiguió articular con mucho esfuerzo.

Así la carrera del primer Superman de la historia se terminaba, pero él nunca perdió la risa ni sus ganas de luchar y seguir viviendo. En marzo de 1996, un año después de su accidente, se presentó en los premios Oscar y recibió una larga ovación por parte de sus colegas.

Dana permaneció a su lado cuidándolo por años. El 10 de octubre de 2004, Christopher falleció a los 52 años. Dana, quien se encontraba de viaje por motivos laborales pudo llegar rápidamente justo unas horas antes de que muriera.

Después de la muerte de su esposo, Dana Reeve, que luchó incansablemente para conseguir tratamientos más eficaces y posibles curas a la parálisis, asumió la presidencia de la fundación y dijo que la misión que su marido, y así continuó trabajando. Sin embargo, un año más tarde Dana fue diagnosticada de un tumor maligno en el pulmón, siendo no fumadora. A causa de ello, falleció 17 meses después, en marzo de 2006.Meryl Streep está casada desde 1978 con el escultor Don Gummer. Pero, si bien están juntos hace más de 40 años, Streep vivió una historia de amor trágica antes de conocerlo: su novio John Cazale fue diagnosticado con un cáncer de huesos y murió a los 42 años con una corta pero sobresaliente carrera en el cine.

Cazale era íntimo amigo de Al Pacino y Robert de Niro. Fue todo un mujeriego hasta que un día conoció a la joven actriz que le robó el corazón de inmediato. Se cruzaron por primera vez en un escenario cuando protagonizaron la adaptación teatral de Shakespeare en 1976 y se volvieron inseparables. Ella tenía 27 y él 41. Poco importaron los 15 años de diferencia. El flechazo fue mutuo. "Conocí a la mejor artista de la historia y trabajo con ella", le dijo John a su amigo Al Pacino.

Inmediatamente se enamoraron y se fueron a vivir juntos al apartamento que Cazale tenía en Manhattan, pero su historia de amor no estaba predestinada a culminar en un final feliz.

Cazale era uno los secundarios de lujo que ganó gran prestigio con solo cinco películas en su haber, siendo todas ellas nominadas a los premios Oscar: El Padrino (1972), La conversación (1974), El Padrino II (1974), Tarde de perros (1975) y The Deer Hunter ("El Francotirador", 1978). Todo un récord hasta ahora no igualado por ningún otro intérprete.

Antes de empezar el rodaje del drama El Francotirador, un drama sobre la guerra de Vietnam y sus consecuencias, en la que ambos aparecían con Robert de Niro y Christoher Walken, Cazale empezó a escupir sangre. El médico le diagnosticó cáncer en los huesos y una esperanza de vida de tres meses. Pese a la brutal noticia, ella siempre estuvo ahí, a su lado, cuidándolo mientras la enfermedad le iba devorando por dentro sin tregua. Incluso aceptó trabajar en la serie "Holocausto" para pagar el tratamiento médico de su pareja.

Los productores de El Francotirador, de Michael Cimino, no querían pagarle el sueldo porque no pensaban que fuera a sobrevivir al rodaje. Streep fue a hablar con De Niro y él se ofreció a pagar los gastos de los contratiempos del rodaje. También convencieron al director para que el intérprete rodase primero todas las escenas.

Streep rara vez habló de esa experiencia tan traumática, hasta el documental para HBO Descubriendo a John Cazale (Richard Shepard, 2009). "Le habían diagnosticado una enfermedad terrible. Pero era fuerte, así que sin duda tenía esperanzas", dijo la actriz. Meryl tenía que rodar en Alemania, así que fue Al Pacino el encargado de llevarlo a las sesiones de quimio en su ausencia.

Cazale cerró los ojos la madrugada del 13 de marzo de 1978 . Streep se encontraba junto a él. Cuando el médico indicó que había fallecido, ella no quería aceptarlo. Golpeó su pecho mientras lloraba y, en ese momento, él abrió los ojos y le dijo: "Está bien, Meryl. Está todo bien". En ese instante murió.

"Verla en ese acto de amor por ese hombre fue inconsolable. Cuando vi a esa chica allí con él pensé que eso es lo importante para mí. Por muy buena que sea en su trabajo, es lo que veo cuando pienso en ella. Ese momento, eso es lo que recuerdo", relató Al Pacino tiempo después.

Su dolor fue tan infinito que nunca más pisó el departamento que compartieron. Mandó a buscar sus cosas y se mudó al estudio de Don Gummer, un amigo de su hermano que estaba de vacaciones. Seis meses después, en septiembre de 1978, Streep y Gummer se casaron en el jardín de la casa de los padres de la actriz.

Comentarios