Comscore

VÍNCULOS CON EL PODER

Graciela Alfano habló de sus relaciones con Menem y Macri

“Yo no puedo creer la vida que viví, no se si junte plata pero junté experiencias”, comienza diciendo Graciela Alfano, de 67 años, en la nota que les dio a “Espléndidos e infidentes”, de Daniel Ambrosino y Adriana Salgueiro por la 990.

En esta charla, la rubia reveló cómo fue que el ex presidente Carlos Menem logró conquistarla y mantener una affaire con ella al igual que, años más tarde, tuvo un amorío con Mauricio Macri.

Grace contó que la primera vez que se cruzó con Menem fue en un aeropuerto y luego en otros eventos en los que hubo poco contacto. Cuando ganó como presidente, la primera vez, hicieron un mega asado en la casa de su ex pareja Nicolás Ruskowski, a ella le parecía divertido como en el evento - al que fueron 800 personas- todos querían sentarse al lado del flamante mandatario.

“Cuando terminó me tomó de la mano y me mira, es una persona que se tomaba mucho tiempo para hablar. Muy relajado”, explicó y continuó: “Unas amigas mías que estaban ahí me dicen ´está muerto con vos´. Les dije que se dejen de joder y ellas me respondieron que yo estaba acostumbrada a que los tipos me miren embobados”, comenzó relatando.

“A mi en algún lado de mi pico”, dijo y aseguró que le “quedó picando”. “Hubo una comida que se llamaba bagna cauda, es muy interesante porque es muy pesada, tenes que tener un hígado a prueba de balas. A Carlos le gusto y comió dos platos. Se sintió mal y se fue a recostar en una de las camas porque no se sentía bien. Yo entré (a la habitación), lo veo en las penumbras, voy al baño principal de la suite”, dijo que aprovechó y usó todos los perfumes y maquillajes que estaban a la vista de la dueña de la casa.

“El baño estaba abierto, en la penumbra, aparece él parado con la camisa. A mi me dio cosa, me di vuelta y le dije ´que susto´”, dijo y Carlos le dijo que no se preocupara.

“Estaba muy hormonado, se aproximó y me dio un beso. Me gustó, fue muy respetuoso. No es que me tiro… una cosa de una película porno. Fue muy suave, respetuosa, con la admiración que siempre me tuvo. Fue algo delicado, amoroso”, admitió.

“La fidelidad es mi fuerte”, dijo admitiendo el engaño a su marido. Dijo que trataron de acordar ir a distintos lugares y le prestaron un barco, en medio del Río de La Plata, “En el barco era donde pasaba todo”, confesó.

“Eso fue principios del noventa, cuando Zulema se va de Olivos me manda a decir que Carlos estaba muy enamorada y me pidió que me mude a Olivos”, y Graciela contó que lo rechazó: “Ahí me abatate, fije hasta acá. Ese paso no lo quise dar”.

Por otro lado, Graciela contó que también conoció a Mauricio Macri con quien también vivió un romance. “En un departamento prestado aparece una persona, yo no quería que apareciera esa persona, íbamos a hacer un trío pero a mi esa persona me parecía un desastre”, reveló.

“Hacer un trío es más común de lo que ustedes piensan”, indicó: “Como no me gustó la persona le dije que no, y se tuvo que ir. Como la dejaron esperando decidió irse, le había hecho un striptease en el living, mi ropa quedó en el living, me puse la de él que estaba en el cuarto y me fui por la puerta de atrás”.

Contó que Macri la llamó para reclamarle la ropa, él fue a buscar su ropa a la casa de Graciela con ropa que le quedaba chica. “Eso le enseñó que conmigo no se jode”, dijo y aseguró que terminaron muy divertido todo.

Además, contó que un verano en Mar del Plata Macri, mientras era presidente de Boca, fue a verla al hotel para encontrarse con ella. En ese momento Graciela estaba con otra persona y cuando le tocó la puerta hizo tirar a esa persona desde el balcón para poder recibirlo.

“Si, fue Matías Alé el que se tiró por el balcón”, terminó confesando.