Comscore

ESPECTÁCULOS

La furia de Barreto tras las críticas al confundir los cárteles con los carteles

La conductora hizo una pregunta durante una entrevista y fue muy castigada en las redes sociales.

La ex vedette Gisela Barreto fue el centro de las burlas en las redes sociales por una insólita confusión en el programa que conduce, La fe mueve montañas, que se emite a través de la señal TVL1.

Marino Restrepo, un autor religioso especialista en narcotráfico, fue el invitado de Barreto a su programa, quien explicó que los cárteles norteamericanos pasan más “desapercibidos” en comparación con los mexicanos. “En el primer mundo a los cárteles los tienen ocultos pero en el tercer mundo están desenmascarados. Es muy curioso: los cárteles del tercer mundo son los que les venden a los del primer mundo”, explicó el hombre.

Ella escuchaba atentamente a su entrevistado y lo interrumpió con suma seriedad para consultarle una inquietud: “Cuando usted dice ‘carteles’, ¿a qué se está refiriendo? ¿Literalmente a los carteles que están por las calles?”.

Restrepo le explicó con simpleza: “No. Se llaman cárteles a las organizaciones criminales de droga”.

Enojada por las burlas, la conductora habló con la web de radio Mitre.

“La pregunta la hice porque no sabía de lo que estaba hablando. Soy periodista especializada en religión y defendiendo los valores. Le pregunté específicamente de los carteles. No tiene nada de malo”, explicó.

Y agregó: “No me duelen a mí las críticas de la gente, le tengo lástima a esa gente. Son gente vacía. No tienen nada que hacer en su vida, están prendidos a una red. Estoy ocupada en mi familia, en el aire libre. Eso te refleja el alma. Estas personas están en una red virtual tratando de no ver a nadie. Están en la tercera guerra mundial. Todo lo que digan me da igual”.

“Lo que hay en el alma se refleja en el exterior. Yo le agradezco a la gente. Quieren hacerme un mal, defenestrar a alguien y se ridiculizan ellos. Tienen mucho odio. El revoque que se ponen en la cara no les tapa la amargura. Las almas están detonadas, son almas que sufren. Son vivos muertos. Hay que vivir caminando en la tierra y con los ojos en el cielo”, manifestó.