Espectáculos
Lunes 12 de Marzo de 2018

Calu Rivero dio detalles de las situaciones de acoso por parte de Juan Darthés

La actriz relató los hechos que vivió con el actor en Dulce amor, la tira que se emitió por Telefe hace cinco años. Las declaraciones las hizo en una charla íntima con Jorge Rial, en Intrusos.

Embed

Desde el momento en que Calu Rivero denunció públicamente que fue "acosada" por Juan Darthés cuando ambos eran los protagonistas de "Dulce amor", la tira que se emitió por Telefe, todas las miradas se posaron sobre el actor. Las críticas se volvieron moneda corriente y, por primera vez, la actriz se animó a confesar que no está de acuerdo con la decisión de Adrián Suar en relación al futuro laboral de Darthés.


Sentada en el living de Intrusos, Calu se refirió una vez más al duro momento que vivió con Darthés en el set de grabación y puso principal énfasis en la decisión de Adrián Suar de mantener al actor como una de las grandes figuras de Simona, la tira que protagoniza junto a Ángela Torres, Gastón Soffritti, Ana María Orozco, Agustín Casanova y Romina Gaetani, entre otros.


"Yo no soy quién para decirle a Suar lo que tiene que hacer. Pero cada uno sabe cuáles son sus responsabilidades. Yo a Adrián lo llamé antes de publicar la carta para decirle que no tenía nada contra él y le conté todo. Él me escuchó, fue totalmente empático. No había empezado Simona, le dije que le quería avisar que iba a publicar la carta", reveló la actriz.


Y continuó, en un claro pedido para el gerente de programación de canal Trece y presidente de Pol-Ka Producciones: "Si fuera Suar priorizaría lo humano y no lo material. Creo que está lo económico sobre lo humano".


Durante la entrevista que le hizo el ciclo de América, Calu no se calló nada y se mostró dispuesta a desenmascarar a Juan Darthés. "Esto era una bomba de tiempo, en cualquier momento iba a salir. Creo que animarme a decir algo que era tan común fue lo que conmovió", explicó.


Y agregó: "Sus hechos y excesos inapropiados me hicieron mucho daño. Si tengo que decir lo que más me dolió o me afecto fue su respuesta de ´ok, no lo hago más´ y que lo siguiera haciendo. Traté de ver de qué manera no hería su ego y generaba incomodidad en el set de grabación".


Según Calu, en un principio intentó dialogar civilizadamente con el actor para no generar mala energía en el set de grabación. "A mí no me es indiferente generar mala energía, somos una familia en el set. Tenía mucha presión porque nuestra pareja en la ficción era muy querida. Era mi primer protagónico, quería ser la mejor y que amen a Natacha (su personaje)", aclaró.


En esa línea, remarcó que Darthés se excedía a la hora de grabar las escenas. "Él tenía excesos inapropiados y por fuera del guión. El guión no decía beso y que le ponga la mano en tal lugar. Decía solo beso. Una persona sabe cuándo se está pasando y cuándo no. Un día, durante en escena, mi cuerpo se paralizó", reveló y acto seguido hizo una suerte de mea culpa.


"El primer exceso no lo pude parar, se lo dije, pero no lo pude exponer. El primer exceso se lo comunicó a él. Era mi compañero, actuar es de a dos y tenés que amar a tu compañero y director. Tenés que confiar. Estás tocando todo el tiempo, estás haciendo escenas de sexo o deseo. Tenía escenas donde tenía que morderle la espalda, pese a que ya no quería", añadió.


En ese marco, rápidamente Calu Riveru detalló que minutos después de que Darthés le prometiera que los excesos no se iban a volver a repetir, fue acosada una vez más por el actor: "Después que le dije, me dijo que no lo iba a hacer más, y a la otra escena lo repitió. El problema mío fue que no tuve el valor de decir ´basta´. Creí que cuando me dijo que no lo iba a hacer más, que lo iba a cumplir".


"En una seguidilla de escenas que eran muy comprometidas, llegué a mi casa llorando y con un amiga dije que no aguantaba más. No sé si se estaba cagando en mí porque era mi primero protagónico. Mi amor propio dijo basta. Hasta ahí era imposible para mi irme de una tira. Mi terapeuta me dijo que me fuera si me hacía tanto mal, me abrió esa puerta", confesó.


Por otra parte, la actriz aseguró que la respuesta de "Quique" Estevanez –productor de Dulce Amor- cuando le contó lo que le estaba ocurriendo careció de sensibilidad. "Se lo dije a "Quique" (Estevanez). Era otro contexto cultural. Su respuesta fue de poquísima sensibilidad hacia una chica que estaba expresando esto", sostuvo.


Además, Calu manifestó que la pasó mal y que se quebró delante de algunos de sus compañeros de la exitosa tira de Telefe. "Yo la pasé mal, me quebré delante de algunos compañeros. Desde el primer momento de incomodidad, pasaron cuatro meses hasta que renuncié. "Cuando se lo conté a los productores fue un ultimátum", señaló.


La actriz explicó que la respuesta de los productores no fue la esperada. "Ellos me dieron una respuesta donde me hicieron sentir muy desamparada. Pero la respuesta de Quique me la guardo. Hubo un acuerdo para que me vaya en silencio. Así que dije que sí. Yo les dije que no volvería a hacer esa historia de amor. Pensaban que era un capricho mío", aclaró.


Por último, Calu sostuvo que en este momento está asumiendo su rol como personaje público contando su verdad. "Hasta el día de hoy me hubiera alcanzado con unas disculpas. Siempre quise eso. Después de la mediación me sentí más fuerte que nunca. No me hizo mal verlo, me empoderé. Nunca le tuve miedo. Pedir disculpas no es tan fácil y me parece hermoso hacerlo", cerró.


Fuente: BingBang News


Comentarios