San Juan 8 > Espectáculos > Andrea Rincón

Andrea Rincón: "Terminé la escuela durmiendo en la calle"

Andrea Rincón llegó a los medios en el 2007 como una de las participantes de la quinta edición de Gran Hermano. Este sábado invitada a PH ( Telefe), la actriz contó que terminó la escuela durmiendo en la calle, se refirió a su conflictiva relación con su papá y recordó cómo fue su ingreso a la polémica casa.

“Pasen al punto de encuentro los que alguna vez no tuvieron un peso en el bolsillo”, dijo Andy Kusnetzoff y la participante de MasterChef Celebrity dio un paso al frente.

Te puede interesar...

Si bien remarcó que ella viene de una familia de clase media, explicó que en un momento la echaron de su casa: “Mi viejo me dijo ‘no te soporto más’. Uno de los tantos que me lo dijo y me quedé en la calle”.

Ante la sorpresa del conductor y de los invitados, la actriz ahondó: “Terminé la escuela durmiendo en la calle. Dormía en una plaza, otras veces en la casa de amigos, me bañaba en una estación de servicio e iba al colegio”. Incluso comentó que llegó a revolver tachos de basura buscando comida, con tal de no pedirle disculpas a su papá.

Acto seguido sostuvo que su papá le pidió varias veces que volviera al hogar, pero reparó en la primera: “Fue porque me habían desfigurado la cara. De borracha me comí una buena cag... a palos y cuando se enteró, me fue a buscar. En realidad mis hermanos le dijeron ‘o vas a buscar a mi hermana o nos vamos con ella’ y ahí fue”.

Años después de terminar colegio, Andrea saltó a la fama en la casa de Gran Hermano. Entonces, Andy le consultó si era verdad que su papá había sido quien la alentado para que fuera al casting que le dio pie a su carrera. Entre risas ella afirmó y reveló que no quiso: “Me fui enojada a la casa de mi amiga Florencia y le dije ‘Mi viejo se quiere salvar conmigo y quiere que vaya ahí. Mirá si me voy a encerrar con veinte pel... en una casa a mostrar todas mis miserias’. Y ella me dijo ‘Sí, Andre, te van a amar. ¿Quién no te ama?’. Casi me matan”, recordó divertida.

Entonces detalló que cuando se inscribió vio que había un casting psicológico y pensó que no lo iba a pasar. “Y no, claro, los peores eran los que quedaban. Tenía el micrófono número uno. El primer día pasé al psicológico”.

Todos estallaron de risa, y Andy comentó con ironía: “¿Vos decís que se llamaban entre productores ‘No sabés tengo una piba que la va a romper’?”. A lo que ella respondió: “Comencé hablando con una persona enfrente y cuando saco el foco de la cámara tenía veinte diciendo ‘ya está, andá a hacer el psicológico’. Cuando les pregunté a mis compañeros de la casa me dijeron que los habían llamado a los 15 días. A mí ahí, el mismo día”.