San Juan 8 > Información General

“Es una inmensa alegría para la Iglesia lo que pasó con Jorge”

José María Arancedo, arzobispo de Santa Fe y presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, dijo que ni apenas se enteró de la noticia “me puse a rezar a la Virgen María por el papa Francisco”.

El arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz y presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor José María Arancedo, al entererarse de la proclamación del cardenal Jorge Mario Bergoglio como nuevo Pontífice dijo que “me puse a rezarle a la Virgen María por el “hermano” Jorge Bergoglio, ahora papa Francisco” .

Te puede interesar...

El prelado reconoció que la noticia “lo sorprendió”, pero también que le causó “una inmensa alegría”. Arancedo, tras recibir la grata noticia, dirigió la oración del Angelus vespertino, en el que encomendó a María, la protección del Sumo Pontífice.

Hombre de palabra escrita y corazón sensible, monseñor Arancedo le envió ayer mismo nomás una nota al flamante papa Francisco, en la que le expresa la alegría de los obispos connacionales por la elección. “Querido Jorge: “nuestra alegría brota de la fe en Jesucristo, Señor de la historia, por haber aceptado servir a la Iglesia como sucesor de Pedro. Encomiendo tu ministerio a la protección de Nuestra Señora de Luján”, precisó.

Monseñor Arancedo también envió una carta a los obispos argentinos, explicándoles que había enviado un cálido saludo a Francisco y le aseguró que contaba con toda “nuestra cercanía y oración”. Una oración especial “Creo conveniente que el próximo domingo pongamos una intención particular de acción de gracias y de oración por el ministerio que la Iglesia le ha encomendado a nuestro hermano Jorge, en todas las misas que se celebren en nuestras diócesis”, subrayó el actual titular de la Conferencia Episcopal Argentina.

Monseñor Arancedo mostró el telegrama enviado al papa Francisco. Monseñor Arancedo se mostró confiado en la decisión de los cardenales reunidos en el cónclave que eligiera como Vicario de Cristo a Bergoglio: “Los cardenales han pensando en el momento actual de la Iglesia y han visto los mejores perfiles. Son ellos los que han votado, en un contexto de mucha libertad, muy religioso, sin presiones. Han pensado ante Dios y su conciencia, y en última instancia, el nuevo Papa ha sido movido por el Espíritu de Dios para que sea el sucesor de Pedro”. 

Mas opiniones

Otros colaboradores cercanos del obispo de Santa Fe de la Vera Cruz como el vicario general, monseñor Joaquín Sucunza, dijo que la elección de Francisco “es un enorme regalo y alegría” para la fe católica en la Argentina. El religioso trabaja desde hace 13 años con el cardenal Bergoglio y se animó a definirlo: “Es un hombre de una enorme capacidad, de fe, un hombre rezador y una persona cercana a los curas, a las viejitas, a los pobres, y fundamentalmente, un hombre que acentuó la tarea misionera de la Iglesia en nuestros propios lugares y nuestra propia ciudad”. “A mí me edificaba permanentemente en el respeto y en el cuidado del prójimo: Yo le tengo una enorme admiración”, confesó monseñor Sucunza. 

“Tiene la confianza de un pastor que está sostenido por la fuerza de la oración de sus fieles” concluyó Arancedo.