San Juan 8 > Información General

Entre Rios: le dieron la probation al hijo de un empresario que mató a dos motociclistas

El hijo de un empresario de Crespo fue beneficiado con la suspensión del juicio a prueba. No se sentará en el banquillo de los acusados por el fallecimiento de Héctor Ramírez y Joel Wignier.

La muerte por accidente de tránsito de dos jóvenes que se trasladaban en moto no será llevada a juicio, tal cual pretendían sus familiares. La justicia resolvió que a Exequiel Trembecki se le otorgue la probation, para lo cual deberá pagar por el término de tres años 2.200 pesos en un hospital y trabajar por el mismo tiempo en tareas comunitarias.

Te puede interesar...

Ayer el juez Correccional Pablo Vírgala confirmó la resolución que partió de la falta de pedido de llevar la causa a juicio por parte de la fiscal Carolina Castagno y la aceptación de la suspensión del juicio a prueba (probation).

 

Vírgala no tuvo más remedio que avalar lo reclamado por la defensa del hijo del empresario de Crespo que fue acusado de las muertes de Héctor Hernán Ramírez y Joel Wignier, conocidos como Nachi y Yopi, ocurridas en la madrugada del 20 de marzo de 2010 sobre el asfalto de la ruta 12, en cercanías de San Benito, luego de que la moto en que se trasladaban fue colisionada por una camioneta que se trasladaba a 175 kilómetros por hora.

 

El magistrado en el fallo también ordenó que el muchacho -que fue severamente cuestionado por los familiares de los dos pibes muertos, que se quejaron por la falta de solidaridad y humanidad-, le impuso al crespense la prohibición de conducir por el término de tres años cualquier tipo de vehículos. Además, le impuso la regla de conducta de emprender tareas comunitarias por el mismo período en el hospital de la Capital de la avicultura. Por último, le exigió a Trembeki que efectúe un curso de seguridad vial.

 

De esta manera se cierra la investigación judicial que provocó en Paraná, en San Benito y Colonia Avellaneda masivas movilizaciones de amigos y familiares que reclamaron justicia.

Si bien se entendió que se estaba frente a un homicidio culposo, los familiares pretendían que la causa recayera en juicio.

 

Absoluto rechazo

La madre de Ramírez, Elsa Tosolini, se enteró por UNO de la resolución del juez Vírgala. “La verdad es que estamos decepcionados con la Justicia, porque una persona que mató como lo hizo a dos pibes, no le harán nada. No irá preso por lo que hizo”, enfatizó para marcar: “Esto es lamentable, lo rechazamos, pero no sabemos bien cómo vamos a seguir. Vamos a hablar con nuestro abogado para saber si esto se puede revertir o esperar que la Justicia divina actúe”.

Consideró una burla las reglas de conductas, “ya que por más que pague 2.200 pesos por mes, las dos víctimas no podrán descansar en paz”. La mujer no ocultó el malestar por el fallo que otorgó la probation.