San Juan 8 > Información General

Entre fijos y móviles habrá 23 cinemómetros

El plan de la Agencia de Seguridad Vial es instalarlos en la autopista y en las rutas de circulación más densa.

El plan de la provincia para controlar el exceso de velocidad en las rutas santafesinas irá incorporando cada vez más equipamiento.

Te puede interesar...

La etapa siguiente se cumplirá en abril próximo, para cuando a los dos radares móviles que ya están funcionando en la autopista Brigadier López “se prevé sumar 6 más y otros 15 fijos”, adelantó ayer el titular de la Agencia de Seguridad Vial, Mariano Cuvertino.

Los cinemómetros se repartirán básicamente a lo largo de las rutas nacionales, que son las que presentan un mayor flujo de vehículos.

Alto riesgo

A la hora de decidir dónde ubicar los equipos de fiscalización electrónica —tanto móviles como fijos—, que cuentan con la homologación del Instituto Nacional de Tecnología Industrial, se privilegiarán los lugares de alto riesgo (conocidos como “puntos negros”) o simplemente los más densamente transitados.

Gracias a la firma de un convenio entre la provincia y la Universidad Nacional de Rosario (UNR) el 7 de enero pasado, de la planificación del esquema de seguridad vial participan brindando asistencia técnica especialistas del Instituto de Estudios de Transporte, de la Facultad de Ciencias Exactas, Ingeniería y Agrimensura.

Prevención

Aparte de los cinemómetros —que, según adelantó Cuvertino, a futuro no sólo constatarán excesos de velocidad, sino también otras faltas como el sobrepaso en tramos de doble línea amarilla y la falta de luces bajas— el gobierno de Antonio Bonfatti prometió incorporar en los próximos meses 250 agentes a la Policía de Seguridad Vial, con el objetivo de “continuar fortaleciendo la política de prevención y control en las rutas de la provincia”.