San Juan 8 > Ovación

En lista de espera

En los primeros partidos del torneo, Maxi Caire, Mauricio Romero y Gerardo Alcoba eran titulares. Sin embargo, por diferentes circunstancias, hoy ninguno de los tres tiene la chance de jugar con continuidad.

 Embed      
 Embed      

Mariano Cassanello

ovacion@unosantafe.com.ar

Te puede interesar...

Antes de comenzar el campeonato, Gerardo Alcoba, Mauricio Romero y Maximiliano Caire estaban en la consideración del entrenador Roberto Sensini como elementos titulares. Sin embargo, con el correr de las fechas y la asunción de Pablo Morant, por diferentes circunstancias, estos tres jugadores fueron perdiendo preponderancia.

Eso hizo que terminaran postergados al banco de relevos, como los casos de Caire y Romero, en tanto que lo de Alcoba está emparentando con una lesión. Si bien en las últimas fechas Colón mejoró en el aspecto defensivo, la cruel realidad indica que el elenco sabalero es el que más goles en contra (21) recibió en el campeonato, lo que habla a las claras de la deficitaria tarea de los componentes del bloque defensivo, entre ellos, los antes mencionados.

Por ese motivo, tanto Sensini como Morant fueron variando en el intento de encontrar la defensa ideal y recién a partir de la 8ª fecha ante Newell’s, en el Coloso Marcelo Bielsa, fue el nuevo entrenador el que le dio continuidad a los cuatro defensores que fueron titulares en los últimos cinco compromisos.

Uruguayo averiado

En relación a los tres defensores nombramos, debemos mencionar que Alcoba no juega desde la 6ª fecha frente a San Lorenzo cuando debió salir lesionado a los 20 minutos del primer tiempo, y su reemplazante fue Luis Castillo, quien ese día debutó con la camiseta de Colón.

El marcador central charrúa venía con una molestia en el talón de su pierna izquierda desde el choque con Belgrano cuando fue reemplazado por Caire. Esa lesión persistió en el tiempo y por ello desde hace casi dos meses que no pisa un campo de juego. En las últimas semanas había evolucionado de buena manera y el dolor había desaparecido. No obstante, superada esa circunstancia, surgió una molestia en los aductores en una práctica de fútbol y por eso no pudo ser tenido en cuenta por el cuerpo técnico en la última fecha.

Esta semana se aguardará su evolución y allí se determinará si tiene alguna chance de sumar minutos en la práctica de fútbol y de este modo estar en la consideración de Morant para el partido con Quilmes. Asoma complicado teniendo en cuenta el tiempo de inactividad.

En deuda

El único refuerzo que llegó para este campeonato fue Romero, voz de mando en la defensa, Sensini confió en sus condiciones y a partir de su incorporación decidió modificar el dibujo táctico y jugar con tres defensores. Así probó durante los partidos de pretemporada, pero en el debut ante Lanús no lo pudo hacer, justamente porque debía cumplir una fecha de suspensión de su paso por el fútbol mexicano.

Debutó frente a San Martín de San Juan en la función de líbero, pero la línea de tres quedó en el recuerdo y al siguiente cotejo (con Belgrano), Sensini volvió a inclinarse por cuatro defensores. El ex Morelia siguió entre los 11 hasta el partido con Tigre. Allí fue expulsado al sumar la segunda tarjeta amarilla tras derribar a Matías Pérez García, jugador del Matador que se iba al gol y, en consecuencia, debió cumplir una fecha de suspensión.

No fue de la partida con Newell´s y, cuando estaba en condiciones de retornar ante Vélez, Morant decidió que Ronald Raldes y Maximiliano Pellegrino siguieran conformando la zaga central, dado que habían jugado muy bien ante el equipo rosarino. Se esperaba mucho más de Romero dado el pasado del ex defensor de Lanús y los antecedentes con los que llegó a la institución sabalera.

Pocas chances

La baja en el rendimiento de Caire fue llamativa. El año pasado Alejandro Sabella lo convocó al seleccionado local y muchos hablaban del gran presente del lateral derecho, incluso en algún momento se deslizó un interés de Boca por sus servicios.

Pero está claro que en este campeonato nunca pudo redondear un gran partido y por momentos volvió a cometer los errores que lo llevaron a ser un jugador cuestionado por los hinchas. Más allá de que no venía demostrando un nivel aceptable, Sensini lo tenía muy en cuenta y en las primeras seis fechas, jugó cuatro partidos como titular, y en uno de ellos (Belgrano) ingresó en lugar de Alcoba.

Sin embargo, Morant le brindó la chance a Castillo de afianzarse como lateral derecho y a partir de ese momento Caire prácticamente no tuvo más chances de jugar, apenas sumó 20 minutos en el juego ante Newell’s, cuando el entrenador lo hizo ingresar en reemplazo de Martín Luque para intentar mantener la ventaja y lo ubicó como lateral izquierdo, por lo cual Bruno Urribarri se instaló como carrilero.