San Juan 8 > Información General

En el Malvinas Argentinas Los Pumas cayeron ante Sudáfrica

En la primera parte Argentina superaba a los Springboks, pero la visita lo dio vuelta en el segundo tiempo y lo de Tati Phelan perdieron por por 22-17 en Mendoza.

Los aplausos del final, cuando el sudafricano Morne Steyn iba a patear el penal decisivo fueron el merecido premio para Los Pumas, que no solo mejoraron la imagen dejada en el partido pasado sino que otra vez estuvieron muy cerca de vencer a los Springboks. Fue 22 a 17 para los visitantes pero la actuación del equipo argentino superó todas las expectativas.

Te puede interesar...

El sol mendocino, aunque sea de a ratos, ayudó a soportar el aire frío e impulsó el extraordinario comienzo de Los Pumas que metieron presión, atacaron desde una pelota recuperada y forzaron un line cerca del ingoal, formación desde la que el santiagueño Juan Manuel Leguizamón apoyó el try que sumado a la conversión de Felipe Contepomi puso el partido 7 a 0.

De salida otra vez recuperaron los locales y generaron otro ataque, dejando en claro que las cosas habían cambiado respecto de la semana pasada.

Los malos recuerdos de Soweto surgieron en el primer line (no salió clara la pelota) y el primer scrum, del cual surgió el primer penal de Morne Steyn para los Springboks.

No dejar la pelota adentro fue una de las premisas de Argentina y de un ping pong de patadas se originó un penal convertido por Contepomi, pero de salida, hubo scrum en los 22 metros locales y aunque la defensa funciono, llegó el try de Bjorn Basson que igualó el encuentro ya que Steyn sumó la conversión.

Después del try, hubo dos jugadas seguidas en las que el árbitro debió consultar al oficial de video para no convalidar dos jugadas de try de los visitantes, mientras que Los Pumas recurriendo a movimientos no ortodoxos se las arreglaron para obtener un par de lines.

Otro indicador de que este sería otro partido diferente al de la semana pasada fue cuando los sudafricanos decidieron no patear a los palos buscando el line y maul (por esa vía marcaron 3 tries en Soweto) pero Los Pumas no solo los hicieron retroceder varios metros sino que terminaron forzando un penal a favor para salir de su campo.

El scrum fue otra de las formaciones que aportó pelotas y permitió a Los Pumas tener la iniciativa, y a pesar de que Contepomi desperdició un penal frente a los palos, el mejor movimiento del primer tiempo se coronó con el try de Marcelo Bosch.

Si bien Steyn achicó la distancia con otro penal, el 17 a 13 parcial no solo fue un premio a la actitud de Los Pumas, sino que superó largmente los cálculos de los más optimistas.

En el inicio del complemento la actitud agresiva de Los Pumas se mantuvo aunque Steyn descontó con otro penal y antes de los 10’ debió ingresar Santiago Fernández en lugar de Contepomi.

Con Leguizamón como líder, el equipo argentino siguió metiendo presión e incomodando a los Springboks, además de inquietarlos a partir de las pelotas recuperadas.

Con el ingreso de Tomás Cubelli Phelan buscó darle más dinámica al equipo dentro de un partido con muchas imprecisiones y que llegando a los últimos 20’ estaba para cualquiera.

En el ida y vuelta, el gigante Eben Etzebeth se salvó de una amarilla, el Chelo Bosch pidió palos desde atrás de mitad de cancha que se fue apenas desviado y los dos equipos movieron el banco en busca de la variantes que les diera la victoria.

Aunque la defensa del maul fue uno de los mayores progresos del seleccionado nacional, una infracción en esa instancia le permitio a Steyn poner arriba a Sudáfrica por primera vez en el encuentro cuando quedaban 8’ por jugar.

Con la garra que los distingue, Los Pumas se jugaron lo que les quedaba hasta que en el final el maul sudafricano forzó el penal con el que Steyn decretó el 22 a 17 final.

Los tantos: PT 2’ y 37’ goles de Contepomi por tries de Leguizamón y Bosch (A), 8’ y 40’ penales de Steyn (S), 10’ penal de Contepomi (A); 14’ gol de Steyn por try de Basson (S). ST 5’, 32’ y 40’ penales de Steyn (S); Ingresaron: Fernández, Cubelli, Macome, Creevy, Lavanini (A). B. Du Plessis, Van der Merwe, Steenkamp, Lambie, Kolisi, Serfontein, Oosthuizen (S).