San Juan 8 > Información General

En Año Nuevo, pocos heridos por pirotecnia

Los casos de quemados descendieron respecto a Navidad. Los mayores ingresos fueron por accidentes de tránsito.

Seis menores de edad y tres adultos fueron atendidos en la ciudad de Santa Fe por heridas provocadas por accidentes con pirotecnia durante los festejos de Año Nuevo, ninguno de ellos de gravedad, informaron voceros sanitarios.

Te puede interesar...

La guardia del hospital José María Cullen, el principal efector público de emergencias de la ciudad, indicó que “fueron atendidas tres personas mayores de edad, dos de ellas con lesiones oculares”. En tanto en el hospital de niños Orlando Alassia, de la capital santafesina, los médicos de guardia atendieron a seis chicos que fueron ingresados con heridas provocadas por pirotecnia. Tal como ocurrió en Navidad, la mayoría de los ingresos a los hospitales públicos de la ciudad se registraron a partir de los accidentes de tránsito, aunque ninguno fue de extrema gravedad.

En ese sentido, el suceso de mayor gravedad se produjo en la intersección de calle 9 de Julio y el bulevar Pellegrini donde un auto embistió a una chica de 17 años provocándole fractura expuesta de tibia y peroné derecho, entre otras lesiones. La menor fue trasladada al hospital Cullen, donde recibió las primeras atenciones y luego fue derivada a un sanatorio. En tanto el automovilista involucrado en el hecho, que intentó darse a la fuga, luego fue detenido.

Por su parte, la directora del hospital de Niños Orlando Alassia, Raquel Cosiglio, confirmó que hubo seis menores atendidos por pirotecnia en ese efector público, cifra que se redujo en comparación con lo ocurrido en Navidad. En tanto, indicó que no hubo ingresos de criaturas lesionadas en accidentes de tránsito, pero pidió “atención” para los meses de enero y febrero, cuando se multiplican los viajes por vacaciones.

En la mañana del martes, Cosiglio confirmó que fue menor la cantidad de criaturas heridas por pirotecnia que ingresaron para su atención al centro asistencial entre la noche del 31 de diciembre y la mañana de ayer.

En detalle, la profesional comentó que “las consultas han sido menores que para Navidad”. En total, fueron seis los chiquitos recibidos. De ese total, asombra que predominan las mujeres ya que, según la médica, por lo general son los varones los que manipulan estos artefactos. La mayoría de las lesiones fueron en ojos, manos y caras.

Lo cierto es que de los seis asistidos, dos debieron quedar hospitalizados. Cosiglio aclaró que uno de ellos es un niño de 12 años de edad a quien le estalló una bomba en las manos y, en el transcurso de esta mañana, será intervenido quirúrgicamente. La otra paciente es una chica de ocho años de edad que presenta una lesión perforante en un ojo y permanece internada.

La directora estimó que, posiblemente, la insistencia de todos los profesionales durante diciembre sirvió para disminuir el uso de la pirotecnia y, por ende, la cantidad de heridos por esa causa. “Se insistió mucho durante todo diciembre que no se compre, que no se venda, sobre todo los que utilizan mucha pólvora”, recordó.