San Juan 8 > Mundo

Elecciones en Italia: el Partido Democrático se consolida en los sondeos

También en Argentina se siente la actividad proselitista, dado que el país es parte del distrito América del Sur, que elige tres diputados y dos senadores al nuevo Parlamento italiano.

La campaña para las elecciones anticipadas en Italia ya está a pleno. También en Argentina se siente la actividad proselitista, dado que el país es parte del distrito América del Sur, que elige tres diputados y dos senadores al nuevo Parlamento italiano. Mientras en Italia el centroizquierda del Partido Democrático (PD) de Pier Luigi Bersani lidera los últimos sondeos, en Argentina esa formación es representada por la lista Con Italia-Por Italia, que lleva de candidatos a Guillermo De Lella y Francesco Rotundo. Los postulantes esperan repetir aquí el previsible triunfo del PD en Italia.

Te puede interesar...

   Las elecciones italianas se harán el 23 y 24 de febrero. Desde las recientes elecciones primarias del PD, en las que triunfó de forma rotunda Pier Luigi Bersani, este quedó posicionado como el más firme candidato a suceder a Mario Monti al frente del Ejecutivo.

   América del Sur es un distrito del Colegio Electoral Exterior. Los electores en Argentina votarán por anticipado y a través del correo.

   Según un sondeo del Instituto Piépolo, el PD y sus aliados recaban 42% de preferencias, muy por delante de sus competidores, los centristas del premier Mario Monti y Silvio Berlusconi. Este, según el sondeo, arribaría al 24%, por delante de Monti que no superaría el 12%. Pero otro sondeo, del diario Il Sole 24 Ore, coincide con el primado del PD y aliados en un 42%, pero ubica a Monti en segundo lugar con 23,3%, contra 21,8% del berlusconismo. El cuarto lugar es para el movimiento 5 Stelle, con 13,8%. En cuanto a la Liga Norte suma 6% de consensos.

   En todo caso, parece claro que el PD y sus aliados son hoy los más probables vencedores de los comicios de febrero. El primer lugar otorgaría al centroizquierda el “premio de mayoría”, un plus de bancas en Diputados para que el vencedor alcance la mayoría absoluta de 346 diputados y goce de estabilidad al frente del Ejecutivo.