San Juan 8 > Ovación

El Tate ganó y quedó a un paso de la final

Unión superó a Regatas de Concepción del Uruguay por 84 a 68, se puso 2-1 arriba en la serie final de la Región Norte y este jueves tendrá la posibilidad de sentenciar el playoffs en el Malvicino. La figura fue Tettamanti, con 21 puntos.

Leandro Buttarazzi

ovación@unosantafe.com.ar

Te puede interesar...

Unión (2) superó  en el estadio Ángel Malvicino a Regatas de Concepción del Uruguay (1) por 84 a 68 y está a un encuentro de ganar la Región Norte y meterse en la final nacional del Torneo Federal.

Locket inició el pleito con una bomba para poner al visitante rápidamente en ventaja. El Tate respondió de la mano de Sieiro para descontar, pero a medida que fueron pasando los segundos, poco a poco fue creciendo a punto tal de clavar un parcial de 7-0 para darlo vuelta (12-11, a los 4’37”). Pero poco le duro la alegría, ya Varela la mandó a guardar tras el arco para retomar el comando. De ahí en más fue gol a gol, con férreas defensas y dientes apretados, pero así y todo Unión sentía la ausencia de su goleador, Román Rodríguez. La paridad reinante fue una constante hasta que apareció Fernando Re desde la línea para destrabarlo y para terminar de darle la ventaja mínima al local por un ajustado 17-16.

Mauro Cosolito sacudió la modorra en el amanecer del segundo segmento, ya que se encendió con un doble y triple para sacar la máxima (22-16) en favor del elenco de Siemienczuk. Sin dudas que la visita sintió el cimbronazo y le costó volver al circuito, ya que mostró algunas falencias, tanto para atacar como para defender; Baeza se encargó de cortar la anemia ofensiva, pero en la contra la Pantera Godoy martilló en la pintura y la depositó en el canasto para seguir arriba. Tras cartón, otra vez Cosolito castigó tras los 6,75 para hacer explotar el Malvicino. Por si fuera poco, Cabré no quiso ser menos y, en un costa a costa infernal, ratificó el gran pasaje de Unión. Baeza se destapó con dos triples en fila para recuperar terreno, no obstante, Godoy le permitió a Unión quedarse con el primer acto por 38-27.

A pura Jerarquía

El tercer capítulo tuvo un inicio fulgurante de Regatas que, de la mano de Varela y Locket puso un parcial de 5-0 para acordar la brecha en el lumínico. Pero fue solo cuestión de segundos, ya que de la mano de Sieiro y Cosolito, el local volvió a poner tranquilidad en el trámite. Madera intentó responder a distancia, pero no andaba derecho con el aro y Tettamanti no lo dejó pasar y volvió a cortar hacia el canasto para tomar 14 de luz (48-34, a los 2’54”). Y todo parecía estar a pedir del Rojiblanco, ya que Godoy también se salió de la vaina con un nuevo triple, haciendo tambalear los uruguayenses, que estaban prácticamente al borde del nocaut. Mucho más después de que Gandoy se luciera también estremeciendo las redes desde Saturno para estampar el 60-42 con el que el Unión se llevó el parcial.

Pero el refrán dice que no está muerto quien pelea y Regatas salió a dar lo último de la mano de Varela, que metió un bombazo en la primera posesión. Luego Baeza y Wall también pusieron su granito de arena para que la historia escriba otro capítulo al quedar a 10 (64-54). Luego de eso, se vino el minuto lógico de Siemienczuk para poner paños fríos. Y le dio resultados al DT, porque el Loco Cabré y Tettamanti (3 en el cuarto) volvieron al Tatengue a la realidad con tres bombazos más anímicos que claves cuando el pleito se complicaba para hacer vibrar a las cerca de 3.000 alma que coparon el Malvicino. Cuando parecía que la resolución sería cerrada, Unión se encargó de que sea todo lo contrario, ya que terminó floreándose y hasta goleando, superando a su rival en todos los sectores. De esta manera quedó con la victoria final por 84 a 68 y quedó muy cerca de jugar la final.

Descontó Hispano

En el gimnasio Tito Wilson de Río Gallegos, Hispano Americano (1) batió a Barrio Parque (Córdoba) (2) 100 a 98 en dos suplementario (igualaron en 75 en el tiempo regular y luego en 86) y estiró la definición de la Región Sur.