San Juan 8 > Ovación

El paso que esperaba

Pablo Morant valoró la victoria ante Tigre, la primera en el torneo, y consideró que “es salir de este mal momento, de este último lugar en la tabla. Es momento de que las individualidades se acoplen para formar un equipo”. El Flaco se fue contento y conforme.

Pablo Morant le hizo honor a la máxima que dice que técnico que debuta gana. Pero el triunfo, en la situación de Colón, tiene otro sabor. No son sólo tres puntos, no es sólo una victoria. Es un oasis en medio del desierto, un bálsamo entre tanta decepción. Hace casi dos semanas atrás, el equipo se iba en medio de insultos a la dirigencia -defendida por los cantos de la barra que intentaban tapar las críticas-, al rato Roberto Sensini decidía renunciar y dejar a un equipo en el fondo de la tabla, sin victorias.

Te puede interesar...

Sin DT, los dirigentes salieron a buscar uno y se encontraron con precios demasiado caros para las arcas flacas de la institución. Por eso, se dedicieron por el Flaco, que en un primer momento iba a ser interino. Al final, confirmado como entrenador, Morant se despachó con un triunfo en su presentación y le dio todo el rédito a sus dirigidos.

En sus primeras declaraciones, el DT Rojinegro afirmó que “el triunfo sólo lo podemos analizar desde lo psicológico. El equipo venía último en la tabla y era necesario. Desde lo psicológico, trataron la situación de la manera que correspondía”.

Siendo autocrítico, inmediatamente reconoció que “hemos cometido muchos errores y nosotros desde el banco no nos dimos cuenta de algunas situaciones. Pero vamos a trabajar en eso”. El margen que tiene, por ahora, es su inexperiencia y los nervios de su primer partido en un contexto complejo.

Para Morant, que evitó ponerse a desmenuzar futbolísticamente el choque con el Matador, lo importante para cortar la racha fue la “comunión entre el público, los jugadores y el cuerpo técnico. Así se pudo ganar el partido”. Y completó: “Significa mucho para todos. Es salir de este mal momento, de este último lugar en la tabla. Es momento de que las individualidades se acoplen para formar un equipo. Para la cabeza fue un triunfazo”.

Por su parte, Morant agradeció el apoyo del público que copó el Cementerio de los Elefantes y aguantó a un elenco que estaba en el último lugar. “Hemos trabajado muchísimo, han sido 15 días muy buenos. Contento por el apoyo de la gente, es importante para todos este resultado”, manifestó.

A la vez que destacó “la solidaridad, la entrega, el sacrificio. Lo futbolístico lo veremos. Creo que esta semana la gente me demostró que nos iban a apoyar y eso fue fundamental”.

Más información en la edición impresa del sábado 30 de marzo.