San Juan 8 > Policiales

El juez rechazó la recusación del defensor e indagará hoy a Ascaíni

Ayer suspendieron el interrogatorio al acusado de traficante de Villa Cañás porque su abogado le pidió al magistrado que se aparte. Negó haber actuado bajo presión política o con parcialidad.  

El juez federal Carlos Vera Barros rechazó ayer el pedido para que se aparte de la causa en la que investiga a Carlos Andrés Ascaíni, procesado por tráfico de estupefacientes, ahora bajo el cargo de integrar una empresa criminal con policías a fin de prosperar en ese negocio ilícito. La declaración indagatoria del imputado fue suspendida ayer porque el magistrado prefirió contestar ese planteo antes de interrogarlo. Tras desestimar la recusación el juez fijó una nueva fecha para escuchar las palabras de Ascaíni. Lo espera en su juzgado hoy a las 9.30 de la mañana.

Te puede interesar...

El abogado de Ascaíni, Paul Krupnik, recusó a Vera Barros al atribuirle parcialidad manifiesta en el manejo del caso. El abogado reprochaba básicamente que la detención de su cliente era resultado de presiones políticas a las que el juez había cedido y que le adjudicaba a Ascaíni un delito más grave sin que surgieran novedades probatorias para hacerlo.

Vera Barros adujo que la politización que le atribuye Krupnik a su conducta no es un argumento jurídico. También señaló que lo que obligó a detener a Ascaíni, a quien sólo se proponía citar a indagatoria, fue la decisión de su propio abogado de pedir el cese de prisión. Por un motivo procesal eso implicó calificar de antemano el delito y la gravedad de la figura indujo a la detención.

El pleito

El magistrado está en condiciones de indagar aunque la última palabra sobre su permanencia en el control de la causa la tendrá la Cámara Federal de Apelaciones. Ayer el acusado había sido trasladado desde Venado Tuerto, donde está detenido desde el sábado, hacia los tribunales de Oroño al 900. Aplazada la medida, al retirarse del edificio custodiado por la Policía Federal, Ascaíni lanzó una frase a la prensa que lo esperaba. "Esto es una payasada política generada por el kirchnerismo para derrocar al socialismo, es una vergüenza", dijo.

Ascaíni está imputado en la misma causa penal que el ex jefe de policía provincial Hugo Tognoli quien está preso desde el jueves pasado. Esto obedece a que Vera Barros aceptó el criterio propuesto por el fiscal Juan Patricio Murray que propuso la acumulación de todos los expediente con conexidad subjetiva, es decir, donde los mismos imputados aparecieran bajo las mismas conductas ilícitas presuntas.

Ascaíni está implicado en escuchas telefónicas captadas el 25 de noviembre de 2009 donde le pide a policías de Villa Cañás, la ciudad donde vive, que le informen a quién pertenecían los dos vehículos que lo seguían, que eran de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA). Por proporcionar esta información están procesados dos policías: Néstor "Beto" Fernández, que era jefe de Drogas Peligrosas en Venado Tuerto, y Carlos Alfredo Quintana, quien atendió el llamado de Ascaíni. Esta causa es la que implicó la detención de Tognoli en octubre pasado.

También está involucrado, y procesado, por la tenencia de 1,2 kilos de cocaína, al ser detenido en Chapuy en mayo del año pasado, a bordo de su Audi A4. Esa sustancia, según el laboratorio de Drogas Peligrosas, resultó ser azúcar en un 96 por ciento.

"La empresa"

Ascaíni, Tognoli, Fernández y Quintana están imputados de pertenecer a una "empresa criminal conjunta" que le habría permitido al primero el tráfico de estupefacientes en base al beneficio económico de los policías. Esa es la teoría del fiscal Murray que aceptó Vera Barros. Fernández y Quintana están excarcelados.

Krupnik considera descabellada la acusación y motivada en razones políticas. "Recusamos a Vera Barros por entender que no están dadas las más mínimas garantías de juez imparcial", señaló. "Desde el inicio de la causa de (Hugo) Tognoli el juez ha tenido lo que denominamos comportamientos erráticos, jurídicamente inentendibles", dijo.

"Sobre la base de una comunicación telefónica del año 2009, recién en el año 2012 y a partir de la publicación del diario Página/12, ese mismo día se pide la detención de Tognoli. Con (Néstor "Beto") Fernández la situación fue similar ya que había comparecido espontáneamente ante la fiscalía de este juzgado y a pesar de eso 48 horas después mandó a la PSA para una detención con ribetes televisivos. Ahora hace lo mismo con Ascaíni, por lo cual entendemos que Vera Barros se encuentra accionando políticamente", agregó Krupnik.

Una escucha entre tantas

En la resolución sobre la situación ex jefe policial Tognoli, en noviembre, el juez Vera Barros transcribe escuchas al teléfono de Carlos Ascaíni que hace en 2009 la PSA. Un vendedor de nombre Damián refiere a Ascaíni su temor a ser descubierto. Este lo tranquiliza: “Te doy la garantía y seguridad de que a vos la gente de ahí...de Venado (Tuerto) de los azules, tanto los puertas verdes (por los autos de Drogas) como los federales, ninguno de los dos te va a molestar”.