Martes 30 de Enero de 2018

El hijo del narco que mató al sanjuanino en Buenos Aires violó el régimen de salidas transitorias

Iván Villalba es hijo de "Mameluco", gozaba de salidas transitorias y no se presentó en Ezeiza el domingo. Anoche mató a un empleado municipal e hirió a un policía. Hay otro detenido.

Iván Gabriel Villalba tiene 26 años y en 2014 fue condenado a seis años de prisión por "transporte agravado de estupefacientes" junto a otros dos cómplices por un hecho que ocurrió el 11 de octubre de 2012.


Iván Villalba, hijo de "Mameluco", cayó tras asesinar a un empleado municipal de San Martín, nacido en San Juan y herir a un policía en un control.


Aquel día, en la ruta nacional 12, a la altura de la localidad entrerriana de La Paz, Gendarmería Nacional detuvo un Citroën C4 rojo mientras realizaba un control vehicular de rutina. Villalba y sus cómplices llevaban 80 kilos de marihuana.


Iván es hijo de Miguel. Y Miguel es "Mameluco", peligroso narco que purga en prisión una condena a 23 años de cárcel. Tras su caída, fue su hijo el que quedó al frente de la organización, hasta que también le tocó cumplir con la Justicia.​


Pero desde hacía un año, el hijo de Miguel "Mameluco" Villalba, gozaba de salidas transitorias. Los sábados por la mañana salía de la Unidad Penal 19 de Ezeiza, que depende del Servicio Penitenciario Federal (SPF), con la obligación de volver cada domingo por la noche.


Eso no ocurrió este fin de semana. En consecuencia, ayer ya tenía orden de captura por "abandono de tratamiento". Cuando se cumplían 24 horas de su fuga, otro control de rutina se cruzó en su destino y las consecuencias fueron letales.


El beneficio de las salidas le fue otorgado por el Tribunal Oral Federal de Paraná, Entre Ríos, integrado por los jueces Roberto López Arango, Noemí Berros y Lilia Carnero​, según confirmaron fuentes federales.


El empleado y el policía divisaron a los sospechosos y cuando quisieron identificarlos, Villalba y sus laderos comenzaron a disparar.Anoche, una patrulla de Protección Ciudadana de San Martín, conducida por un empleado municipal y acompañado por un agente de la Policía Local, patrullaba sobre la ruta 8 cuando fue advertida por vecinos que habían visto a cuatro personas armadas, que se movían a pie.


El oficial de policía Gabriel Zárate y el empleado municipal Jesús Porres (34), al comando de la pick up Volkswagen Amarok, fueron blanco de los proyectiles. El primero lucha por su vida, mientras que el empleado municipal no soportó las heridas y falleció.


El hecho ocurrió anoche en el cruce de la ruta 8 y la calle Cuba, en Billinghurst. Villalba fue detenido horas más tarde en la zona de la villa 18, de Billinghurst, junto a Víctor Manuel Sánchez (37), también pariente de los Villalba. La policía aún busca a una mujer y al cuarto integrante de la banda.


El oficial Zárate recibió un balazo en el hombro derecho, mientras que Porres recibió un tiro en la cabeza que ingresó debajo del ojo y salió por la parte posterior.


Porres, retirado del Ejército Argentino, entró a Protección Ciudadana en 2011. Padre de 3 hijos, con una hermana en la Policía de la Provincia de Buenos Aires. El municipio de San Martín comunicó que está en contacto permanente con la familia.Ambos heridos fueron trasladados al Hospital Castex, pero el empleado municipal murió mientras era operado de urgencia. Zárate, en tanto, permanecía esta mañana internado.


Los policías que llegaron al lugar del hecho secuestraron siete vainas servidas del calibre 11.25 y una pistola calibre 9 milímetros con la numeración limada, que se presume fue descartada por los delincuentes en la fuga.


El hecho por el crimen del empleado municipal es investigado por la Unidad Funcional de Instrucción 3 de San Martín, a cargo de Carlos Insaurralde, quien indagará a los detenidos en las próximas horas.


Miguel Villalba recibió por parte del TOF N° 3 de San Martín la pena de 13 años de prisión, pero le unificaron la condena con otra anterior en 23 años. Lo encontraron coautor penalmente responsable del delito de "comercio de estupefacientes agravado por la intervención de tres o más personas, agravado, a su vez, por ser organizador y financista".Un mes antes de aquella condena a Iván Villalba, había sido condenado su padre, "Mameluco" Villalba, que en su historial se le recuerda haber tenido intenciones de ser intendente de San Martín.


Comentarios