San Juan 8 > Información General

El futuro de Venezuela depende del tratamiento médico de Hugo Chávez

Comenzó el martes en La Habana la intervención quirúrgica al presidente venezolano para revertir la la recurrencia de un cáncer, informó el ministro venezolano de Comunicación, Ernesto Villegas, quien aseguró que el equipo médico es "optimista".

El presidente venezolano, Hugo Chávez, se está sometiendo en Cuba a un tratamiento médico por una recaída del cáncer, indicó este martes el ministro de Comunicación, Ernesto Villegas.

Te puede interesar...

"El equipo médico que atiende al comandante Hugo Chávez, presidente de la República, se encuentra desarrollando el proceso operatorio programado para el día de hoy", dijo el ministro leyendo un comunicado en una cadena de transmisión obligatoria de radio y televisión.

Poco antes del anuncio de Villegas, el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, había declarado que Chávez estaba siendo sometido "en estos instantes a una operación muy delicada". "Realmente es un presidente histórico y ojalá salga totalmente restablecido del problema de salud que enfrenta", apuntó desde Ecuador Correa, quien el lunes viajó a la capital cubana para visitar a Chávez.

La noche del sábado Chávez, reelecto el pasado 7 de octubre tras 14 años en el poder, y que debe reasumir la presidencia el 10 de enero, anunció su recaída y una nueva "cirugía imprescindible".

El gobierno ha manejado con absoluto secretismo los detalles del cáncer de Chávez, del que se desconoce su ubicación, y del que se ha tratado casi exclusivamente en La Habana, alejado de los medios de comunicación venezolanos y bajo la seguridad cubana.

Las autoridades de la isla no informaron oficialmente dónde está internado Chávez, pero se cree que está en el hospital Cimeq, donde se sometió a las anteriores operaciones. Situado en el oeste de La Habana, el Centro de Investigaciones Médico Quirúrgicas, es la joya del sistema de salud de Cuba y ha tenido entre sus pacientes a Fidel Castro, pero también a cubanos comunes que sufren enfermedades complejas.

El mandatario anunció que si quedara inhabilitado, Maduro asumiría la presidencia temporal mientras se convoca a nuevas elecciones, en las que el vicepresidente y también canciller sería el candidato oficialista.

Nunca antes el mandatario se había referido a la posibilidad de que no pudiera cumplir su mandato ni tampoco había designado a un heredero político. Chávez dijo antes de su partida que "delegaba el alto mando político" a Maduro.

La oposición venezolana, que deseó al mandatario una "pronta recuperación", pidió claridad sobre la salud del presidente y llamó a respetar la Constitución, al tiempo que critica que el jefe de Estado, que maneja el poder con estilo personalista, siga gobernando desde Cuba durante sus viajes.

Desde que anunció su recaída, no han dejado de sucederse actos y manifestaciones de solidaridad y apoyo a la salud de Chávez. Varios presidentes latinoamericanos le expresaron su apoyo, entre ellos el nuevo presidente de México, Enrique Peña Nieto, su vecino colombiano Manuel Santos, y su gran amiga argentina Cristina Kirchner.

Este martes, se celebran en varios puntos del país misas en apoyo al mandatario. En Caracas, Miriam Escobar se detuvo con su hija en una misa improvisada en una calle del centro de la capital venezolana para "orar por nuestro comandante". "Sabemos que con la fe va a salir adelante", dijo llorosa a la AFP esta estilista de 30 años, rodeada de casi un millar de asistentes, en su mayoría mujeres.

La recaída de Chávez se produce dos meses después de que fuera reelegido por un nuevo periodo de 6 años con 55% de los votos al término de una campaña en la que se dijo curado y a pocos días de las elecciones de gobernadores del 16 de diciembre.

El oficialismo, que gobierna en la mayoría de los estados, ambiciona arrebatar a la oposición sus feudos, especialmente el populoso Miranda, que abarca parte de Caracas y está gobernado por el líder opositor y excandidato presidencial, Henrique Capriles, favorito en la mayoría de encuestas.