Embed      

Tras el gran triunfo ante David Ferrer en semifinales de Australia, Novak Djokovic destapó nuevamente su lado humorístico y protagonizó un verdadero show.

Te puede interesar...

El número uno del mundo se presentó disfrazado de doctor en una pista de Melbourne Park donde se estaba jugando un partido de leyendas entre los franceses Henri Leconte-Guy Forget y la dupla compuesta por el croata Goran Ivanisevic y el australiano Pat Cash.

Nole atendió a Leconte entre las risas del público. Lo revisó y hasta le dio un masaje cardíaco. Imperdible.