San Juan 8 > Información General

El Concejo oficia de mediador en el conflicto Municipio vs Centro Cultural El Birri

Los ediles recibieron a funcionarios municipales, que brindaron información en relación al intento de desalojo del viernes pasado. También hablaron de Playa Norte y Pro Mejoras Barranquitas.

Esta semana, los concejales Ignacio Martínez Kerz (PJ), Sebastián Pignata (PyT) y Roberto Campanella (PJ) impulsaron una reunión urgente –mediante un proyecto de decreto– con funcionarios municipales, en relación al intento de desalojo del Centro Cultural El Birri, que funciona hace años en la Estación Mitre.

Te puede interesar...

También la edila Cristina Quinteros (Bloque Encuentro para Santa Fe–UCR–FPCyS), ingresó una propuesta en la cual solicitaba que en el ámbito del Concejo se convoque a una reunión de trabajo para evaluar los hechos acontecidos en la Ex Estación Mitre entre el personal de la Municipalidad de Santa Fe y el Centro Cultural y Social El Birri a fin de normalizar la situación suscitada en fecha 15 de febrero de 2013.

Ayer se concretó el encuentro impulsado por las distintas bancadas. Los concejales recibieron este a funcionarios municipales en la Sala de Reuniones Agustín Zapata Gollán. El encuentro fue encabezado por el presidente del cuerpo deliberativo, Leonardo Simoniello, quien estuvo acompañado por sus pares Ariel Rodríguez, Roberto Campanella, Marcelo Ferreira, Vanesa Oddi, Fanny Jara, Cristina Quinteros, Sebastián Pignata, Ignacio Martínez Kerz y Noelia Chiementín.

Por parte del municipio, se presentaron la secretaria de Gobierno, Adriana Molina, y el subsecretario de Prevención y Seguridad Ciudadana, Sebastián Montenotte.

Después de la reunión, Leonardo Simoniello destacó: “Fue una reunión positiva, en primer lugar, porque el Gobierno de la Ciudad ratifica su criterio de que los funcionarios vengan al Concejo a comunicar lo que los Concejales necesitan que les sean explicados”.

Al mismo tiempo, el presidente del Concejo agregó: “Nosotros estamos muy conformes con la reunión, lo que no quiere decir que compartamos algunos criterios, simplemente que nosotros somos un órgano que quiere tener la información necesaria y se cumplió con ese requisito”.

Por su lado, Adriana Molina manifestó: “Para nosotros es muy importante poder venir a hablar. Fue una reunión con muchas inquietudes en relación a varios temas vinculados por un lado con lo sucedido en la Estación Mitre y el Centro Cultural Birri, dónde nosotros volvemos a plantear la necesidad de retomar el diálogo”.

Y aclaró: “Por otro lado, una denuncia realizada en Playa Norte, donde nosotros hemos establecido que claramente no son ciertas las afirmaciones que se plantean y que, por el contrario, entendemos que lo que se viene haciendo allí es trabajar para todos los vecinos en relación a cuestiones sociales y de seguridad. Por último se charló acerca de la intervención en la Vecinal Pro Mejoras Barranquitas en donde ha habido una reunión con el fin de poder normalizar la situación de la misma”.

Por su parte, Campanella evaluó: “Planteamos poder colectar información o tener certezas sobre alguna información vinculadas a tres episodios, que a nuestro entendimiento estaban relacionados conforme a la matriz de procedimientos que había existido en ellos, y la participación a los funcionarios municipales correspondientes”.

Y agregó: “Más allá de que le hemos agradecido a la secretaria de Gobierno toda la información brindada, nosotros en alguna medida procesaremos esta información pero nos vamos con un montón de inquietudes y algunas situaciones no entendidas y con información faltante”.

Petitorio

Anteayer, miembros de El Birri entregaron un petitorio en el Municipio. Funcionarios de Gobierno y Cultura recibieron el documento y aclararon que “no se cortó la voluntad de diálogo”.

Fue al término de una movilización que se extendió desde la Plaza del Soldado hasta el Palacio Municipal, en la cual participaron numerosas organizaciones locales.

Entre los puntos centrales del reclamo se inscribe la “denuncia por abuso de autoridad de tres funcionarios municipales” en el “violento e ilegal intento de desalojo del viernes 15 de febrero”. A propósito, se ratificó “el pedido de renuncia de los tres funcionarios”.

Por su parte, la secretaria de Gobierno, Adriana Molina, destacó: “Conversamos en muy buenos términos, analizaremos este petitorio y, seguramente, en los próximos días nos volveremos a reunir. Nuestra posición es de diálogo”.