San Juan 8 > Información General

El 70 por ciento de los trabajadores de la provincia cerró paritarias

Con la segunda oleada de paritarias cerradas esta semana, que involucraron a rubros representativos del sector privado, se eleva a cerca del 70 por ciento de los trabajadores asalariados formales en Santa Fe que cuyos sueldos de bolsillo subirán a partir de junio

Estos aumentos ayudarán a reactivar el golpeado consumo interno, siempre y cuando no se los coman los incrementos de precios.

Te puede interesar...

La sumatoria de aumentos de empleados bancarios, metalúrgicos y del comercio en toda la provincia arroja que el mes próximo se producirá una inyección de plata en las calles de la provincia superior a los 300 millones de pesos mensuales, que se irá incrementando a medida que se incorporen los tramos de aumento acordados en las paritarias. En un número creciente de casos, el "techo" lo pondrá el impuesto a las ganancias.

La masa total de remuneración neta mensual de los trabajadores en blanco en Santa Fe alcanzó los 2.632 millones de pesos en diciembre de 2012. Es un cálculo conservador que surge de tomar la remuneración neta promedio que releva el Indec por la masa de empleados.

Los acuerdos de esta semana elevarán a 450 mil la cantidad de trabajadores formales de la provincia que quedó cubierta con los aumentos salariales en las dos rondas paritarias de este año: la de los empleados públicos santafesinos y algunos gremios privados en el primer trimestre, y la de los grandes sindicatos privados que cerraron el miércoles. En Santa Fe hay unos 660 mil empleados registrados entre los distintos niveles de Estado (123 mil en la provincia y 35 mil en los municipios y comunas) y empresas privadas (505 mil).

Aún restan por cerrar gremios de peso, como camioneros, construcción (Uocra) y gastronómicos. Tres rubros importantes en la actividad económica del Gran Rosario, debido a la cantidad de trabajadores que aglutina cada uno en su sector. En la construcción, en toda la provincia figuran 32.395 obreros anotados, mientras que 12.700 están inscriptos en las ramas de hotelería y restaurantes. También restan acordar los trabajadores rurales, sector el de la agricultura, ganadería, caza y silvicultura que suma más de 26 mil trabajadores en blanco en Santa Fe.

En total, faltan unos 200 mil empleados en blanco del sector privado discutir o cerrar sus paritarias.

Con aumentos promedios nominales del 24 por ciento —en términos reales algunos superan holgadamente estos porcentajes y otros quedan bastante abajo cuando se los anualizan—, se proyecta que la remuneración neta promedio para los empleados formales en Santa Fe se eleve para diciembre próximo hasta los 6.462 pesos, de los 5.212 que cerró en el último mes del año pasado. En 2012, el sueldo promedio en la provincia quedó un 11 por ciento por debajo de la media nacional.

La disparidad de los sueldos, como ocurre a nivel país, se reproduce en Santa Fe. En este sentido, los aproximadamente 5.000 bancarios que se desempeñan en Rosario —de los cerca de 10 mil en la provincia— saltarán de un sueldo promedio de 12.000 pesos a uno de 16.000 pesos. El sueldo básico superará los 9.000 pesos. Así, la banca aportará una masa de unos 40 millones de pesos mensuales a la economía santafesina.

En tanto, los 94 mil empleados de comercio que se desempeñan en blanco en Santa Fe pasarán a ganar de bolsillo 6.832 pesos con el primer tramo de aumento. Significará unos 80 millones de pesos al mes de aumento de la masa salarial en el bolsillo de los trabajadores del sector a nivel provincial, se duplicará cuando entre en vigencia el restante 10 por ciento acordado.

Dentro de los metalúrgicos existe una diversidad de ingresos de sus asalariados, ya que un empleado siderúrgico ganó en promedio 14.429 de remuneración neta durante el último trimestre de 2012, mientras que otro en el rubro de fundición de metales alcanzó los 7.623 pesos.

Toda la industria manufacturera, más allá de la metalúrgica, tiene registrados en Santa Fe a 120.300 empleados en blanco.